La organización Los Niños Exploradores de Estados Unidos ha conservado archivos que datan de hace décadas y muestran que casi ocho mil voluntarios han sido excluidos de la organización por haber sido acusados de abusar sexualmente de niños, de acuerdo con una revisión realizada por una experta en abuso sexual infantil.

De acuerdo con información del periódico The New York Times, Janet Warren, la experta, es profesora de la Universidad de Virginia y reveló el alcance de los abusos denunciados cuando testificó como especialista en el juicio de un acusado de abuso sexual infantil en un teatro para niños en Minneapolis.

Sus hallazgos fueron descritos el 23 de abril por Jeff Anderson, un abogado que ha representado a víctimas de abuso sexual en casos contra organizaciones como los niños exploradores y la iglesia católica.
[relativa1]
Warren dijo durante su testimonio que los niños exploradores la habían contratado y que pasó cinco años revisando datos en documentos conocidos como los Archivos de la Perversión, que contenían información acerca de los voluntarios que habían dejado de participar en el grupo "debido a acusaciones razonables de abuso sexual infantil".

"Warren revisó el equivalente a 72 años de documentos, desde 1944 hasta 2016, y dijo que contenían los nombres de 7819 "perpetradores". Añadió que durante ese periodo hubo 12.254 víctimas.

Una parte de los archivos de los niños exploradores ya se había publicado en 2012 como resultado de un juicio en Oregon en el que se acusaba de abuso sexual a un líder de los escultistas.Anderson proporcionó una lista de 130 nombres de líderes de los niños exploradores en el estado de Nueva York que, según él, habían sido acusados de conducta sexual inapropiada, la cual fue recopilada a partir de documentos disponibles públicamente.

"Nos preocupamos mucho por todas las víctimas de abuso sexual y nos disculpamos sinceramente con cualquiera que haya sido lastimado durante su época con los exploradores", señaló la organización estadounidense de los niños exploradores mediante un comunicado.

"Nada es más importante que la seguridad y la protección de los niños que practican el escultismo, y nos parece indignante que haya habido ocasiones en las que algunas personas se aprovecharon de nuestros programas para abusar de niños inocentes".

"Jamás hemos permitido deliberadamente que un perpetrador trabaje con los jóvenes", señaló el comunicado.
[relativa2]
El comunicado también mencionó que la organización estadounidense de los niños exploradores ha pagado "asesoría ilimitada" para las víctimas con profesionales elegidos por ellas, y que también han proporcionado un número sin costo al que pueden llamar las víctimas.

Alrededor de 2,2 millones de niños y casi un millón de voluntarios son miembros de los niños exploradores, de acuerdo con la organización.En meses recientes, después del informe de un gran jurado en Pensilvania que señaló que obispos y otros líderes católicos habían encubierto el abuso sexual infantil cometido por más de trescientos sacerdotes, algunos obispos en todo el país han publicado los nombres de los sacerdotes de sus diócesis que, según ellos, han sido acusados de manera fehaciente de haber cometido abusos.

Las víctimas y sus defensores desde hace mucho habían buscado que se tomaran estas medidas.Anderson señaló el martes que los niños exploradores "jamás han publicado esos nombres de ninguna forma que pueda darse a conocer a la sociedad".

"Quizá los hayan excluido del escultismo", dijo. "Tal vez los registraron en sus archivos de la perversión, pero jamás alertaron a la comunidad".
[relativa3]
Debido a la nueva ley en Nueva York, los fiscales pueden levantar cargos penales hasta que la víctima cumpla 28 años. El límite de edad de Nueva York había sido uno de los más restrictivos del país: las acusaciones penales o civiles debían presentarse antes de que la víctima cumpliera 23 años.

En cuanto a los casos civiles, ahora las víctimas pueden demandar a los abusadores, o a las instituciones que les permitieron el abuso hasta cumplir 55 años.

El proyecto de ley también abrió un "periodo retrospectivo" de un año durante el cual las víctimas pueden presentar casos civiles, sin importar hace cuánto se cometió el abuso.