Un sillón de masajes ubicado en un centro comercial casi deja sin cabello a una menor de 13 años en Mazatlán, Sinaloa.

La niña vivió momentos de angustia debido a que el sillón donde recibía un relajante masaje comenzara arrancarle parte de su larga caballera.

El cabello de la menor de edad se enredó entre los rodillos de la máquina y comenzó a desprenderse poco a poco del cuero cabelludo.
[relativa1]
La joven pidió ayuda a sus familiares y las personas que iban pasando hasta que un trabajador de mantenimiento de plaza comercial desactivó la máquina.

Autoridades que arribaron al lugar descubrieron que el sillón de masajes tenía una abertura y fue por ahí donde el cabello ingresó y quedó atrapado en los rodillos.

[relativa2]
Posteriormente, las autoridades arribaron al lugar a eso de las 15:30 horas del miércoles 1 de mayo para brindarle ayuda a la menor.

Los sillones masajeadores fueron clausurados por personal de la plaza, mientras que la menor fue reportada fuera de peligro.