BOCA DEL RÍO.- La mañana del sábado 18 de mayo, el locutor de música grupera "chuclos" no se daba abasto para contestar llamadas, presentar canciones y enviar saludos en la cabina de La Comadre de Orizaba, no imaginaba que, en la noche estaría luchando por su vida, en un hospital.

La jornada transcurrió normal para el estudiante de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Sotavento. Jesús Ángel Cabrera Jazmín, de 23 años, salió de la estación a su casa, en la localidad de Tecamalucan, en el municipio de Acultzingo, cerca de la frontera entre Veracruz y Puebla.

Por la noche, a eso de las 22:00 horas, platicaba con vecinos y otros estudiantes en la esquina de la ferretería del pueblo cuando un comando pasó en una camioneta y abrió fuego contra el grupo.

[relativa1]

Una de las víctimas murió al instante, quedó tendido en la banqueta, otro, falleció en el Hospital Civil de Río Blanco, mientras que el trabajador de la radio y otras tres personas siguen hospitalizadas, luchando por sus vidas.

Jesús Ángel adoptó el nombre artístico de "chuclos" para conducir el programa matutino del sábado, en esa estación especializada en música grupera, cumbias y banda.

Aunque esa actividad la realiza a la par de sus estadios de Ciencias de la Comunicación, el muchacho ya era muy conocido entre los fans de esos ritmos, sobre todo en Orizaba, Zongolica, Maltrata y Acultzingo, de donde era originario.

Cada una de sus participaciones en el micrófono quedó grabada en sus enlaces en vivo, en su cuenta personal de Facebook. No fue la excepción la del 18 de mayo, horas antes de recibir las ráfagas de metralla.

[relativa2]

Sus compañeros de escuela han iniciado una colecta a través de redes sociales para ayudar a la madre del lesionado, pues requiere cubrir los gastos hospitalarios.

Para ello, pusieron a disposición el número de cuenta 4766 8414 4453 3991 de Saldazo de Citibanamex, a nombre de Luz María Cabrera, madre del locutor.

Amigos de las víctimas aseguran que todos eran hombres de bien y que fueron atacados sólo porque los delincuentes preguntaron la dirección de un sujeto, la cual no supieron dar.

Alan Yahir Alamillo Cid, de 19 años, resultó muerto, fue identificado como estudiante universitario y jugador de las reservas del Club Tiburones Rojos del Veracruz.

El otro fallecido es Ignacio García Núñez, menor de edad, estudiante de telebachillerato y competidor de eventos deportivos en la región.

Oscar Iván Rosas Cid, estudiante y ya padre de familia, resultó con fracturas por golpes y una lesión por una bala en una de las extremidades.

José Ignacio Díaz Reyes, también universitario, acabó con seis impactos de bala en su cuerpo, así como Abraham Gil Olmedo, que acabó con golpes y un balazo.

Héctor Gil Castillo, con una herida cerca del corazón, lo que hace su situación grave, así como Cabrera Jazmín, con un estado de salud grave.

[relativa3]