Xalapa, Ver. – Dos fiscales de Veracruz con críticas por investigaciones sobre desapariciones forzadas y un funcionario cercano al secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, son los candidatos a dirigir la Comisión Estatal de Búsqueda, dependencia que cumple 22 días acéfala.

Los aspirantes a suceder a Géiser Manuel Caso Molinari –quien renunció tras exponer exceso de carga laboral- son: José Pale García, encargado de Despacho de la Comisión Estatal de Búsqueda, Alejandro Cueto Ortega, Fiscal especializado para la atención de denuncias por personas Desaparecidas y David Martínez Sánchez, exagente del ministerio público, en el periodo de Luis Ángel Bravo Contreras.

La experiencia académica y laboral de los tres candidatos es pública en el portal de transparencia de la Secretaría de Gobierno (SEGOB). Uno de ellos actualmente es encargado de la dependencia, tras la renuncia sorpresiva de Géiser Caso, del pasado 14 de mayo.

Será a partir de este 6 de junio cuando los tres candidatos comparezcan ante el órgano técnico de consulta, integrado por representantes de la Secretaría de Gobierno, Fiscalía General, academia, sociedad civil y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quienes finalmente propondrán a una persona al gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

[relativa1]

David Martínez, impunidad a su paso por Cardel, zona de desapariciones

David Martínez Sánchez es uno de los postulantes. Entre septiembre de 2014 y mayo de 2015 fue agente del ministerio público en el municipio de La Antigua, región que en ese periodo fue golpeada por desapariciones multitudinarias presuntamente cometidas por policías de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

E-Consulta Veracruz documentó que entre el 26 de noviembre de 2012 y el 19 de enero de 2013 un total de 22 personas fueron desaparecidas o asesinadas en los municipios de La Antigua y Úrsulo Galván, zona conurbada que se ubica a 40 kilómetros del Puerto de Veracruz. Policías, taxistas, estudiantes, bomberos, brigadistas y un reportero, se carearon con la muerte, infiltrada entre uniformes azules.

Ninguno de estos casos fue resuelto tras la llegada de Martínez Sánchez como agente del ministerio público. Ello, pese a la existencia de denuncias y señalamientos contra mandos policiales, entre ellos Marcos Conde Hernández, exsubdelegado en La Antigua que años más tarde sería aprehendido por la desaparición forzada de cinco jóvenes originarios de Playa Vicente, el 11 de enero de 2016.

Actualmente, David Martínez es el apoderado legal del municipio de Actopan, Veracruz. Cuenta con una licenciatura en Derecho por la Universidad Mesoamericana, maestría en Sistema Penal Acusatorio y Adversarial con especialidad en juicios orales y doctorado en Derecho por la Universidad Cristóbal Colón.

De 1998 a 2013 fue delegado jurídico del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial del Estado de Veracruz (IPAX). Entre mayo de 2015 y diciembre de 2017 fue fiscal especializado en responsabilidad juvenil y conciliación y de mayo de 2016 a diciembre de 2017, fungió como Fiscal primero facilitador certificado. Estos cargos en la FGE, durante la administración de Luis Ángel Bravo Contreras, vinculado a proceso por el delito de desaparición forzada.

[relativa2]

Alejandro Cueto, simulación en investigaciones por desapariciones

Alejandro Cueto Ortega es Fiscal especializado para la atención de denuncias por personas Desaparecidas desde 2015 a la fecha. Durante el periodo del Fiscal Jorge Winckler Ortiz (2016-2019), la fiscalía especializada ha sido señalada de simular justicia en las investigaciones contra imputados por desaparición forzada y de negociar con ellos para conseguir más imputaciones contra funcionarios.

El pasado 14 de mayo, María de Jesús López José -madre de Carlos David Bautista López, quien fue privado de su libertad y asesinado en 2015 por la policía de Duarte- interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) contra Luis Eduardo Coronel Gamboa, exfiscal especializado para la atención de denuncias por personas desaparecidas, exjefe de Cueto Ortega.

En la querella, la madre de la víctima señala que los funcionarios de la Fiscalía especializada falsificaron su firma y promovieron un amparo, en complicidad de la Comisión Ejecutiva de Atención Integral a Víctimas (CEEAIV), para evitar que la carpeta por desaparición forzada de su hijo se hiciera de dominio público y de acceso a la prensa.

Los delitos que menciona la madre en la denuncia presentada el 3 de mayo de 2019 son: ejercicio ilícito de servicio público, tráfico de influencias, contra la administración de justicia, delitos de abogados, patronos y litigantes y falsificación de documentos.

Cueto Ortega fue agente del ministerio público municipal de Banderilla, Naolinco y Xalapa entre 2012 y 2013. En 2014 fue agente del ministerio público investigador adscrito a la Unidad Especializada en Combate al secuestro. Es licenciado en Derecho y cuenta con una maestría en Derecho Constitucional y Juicio de Amparo.

José Pale García, encargado de despacho y cercano a Erick Cisneros

El tercer aspirante es José Pale García, quien quedó como encargado de despacho en la Comisión Estatal de Búsqueda tras la renuncia de Géiser Caso Molinari. Fuentes consultadas por este medio lo relacionan con el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos.

Pale García es egresado de la Facultad de Derecho por la Universidad Veracruzana (1994), y cuenta con una maestría en Derecho Procesal Penal y Criminología, en el Centro Mexicano de Estudios de Posgrado (2014).

Además de su encargo en la Comisión, el aspirante se presenta como litigante independiente y catedrático en la Universidad Hernán Cortés. Del 1 de enero al 13 de mayo de 2019 fue jefe de Departamento de legalización, Acuerdos y Convenios de la Dirección General Jurídica de la SEGOB.

[relativa3]