Angela Merkel, canciller alemana, sufrió de un episodio de deshidratación durante la recepción al presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, en su visita oficial en Berlín.

En el momento en que ambos escuchaban el himno nacional de Alemania, el cuerpo de la mandataria comenzó a temblar sin control.

Durante una rueda de prensa, luego de la ceremonia, Merkel explicó que se sintió mal por falta de agua y que luego del incidente bebió varios vasos por lo que ya se sentía mejor.

Esta no es la primera vez que le sucede algo así a la funcionaria alemana, de acuerdo con medios locales. En ocasiones pasadas algo similar le ocurrió por el efecto del calor y la deshidratación.

 

[relativa1]
[relativa2]