Orizaba, Ver.- El día de ayer 4 de julio, simultáneo a la llegada de la Guardia Nacional a la zona de Orizaba, un comerciante fue privado de su libertad por sujetos armados cuando se dirigía a su domicilio en Río Blanco. Los hechos ocurrieron en la  colonia Ignacio Zaragoza, en la zona centro del municipio.

Se conoció que el comerciante, identificado como Gustavo P. B., de 51 años, se dirigía a su domicilio cuando le cerró el paso un vehículo de color rojo, posiblemente un Chevrolet Aveo o Astra.

De esa unidad bajaron cuatro sujetos con armas largas, quienes sometieron al comerciante para subirlo por la fuerza a la unidad, y fue llevado con rumbo desconocido.

[Relativa1]

Los hechos fueron reportados a cuerpos policiales que de inmediato realizaron un operativo para intentar interceptar a los presuntos secuestradores sin que se pudiera ubicarlos. Se desconoce si la familia interpuso denuncia por esa privación de libertad.

Cabe recordar que apenas un día antes, el 3 de julio, estuvo en el vecino municipio de Mendoza el fiscal general Jorge Winckler junto con el Alfredo Ávila Uribe, encargado de la  coordinación Nacional Antisecuestro, en una reunión de seguridad para ver ese tema con el alcalde mendocino, Melitón Reyes Larios.

[Relativa2]

Recientemente, ese presidente municipal reportó tener conocimiento de 57 secuestros en Mendoza; sin embargo, el fiscal detalló que la Fiscalía tiene un registro de 55 pero en toda la zona, aunque no descartó que pudiera haber otros que no se denuncian.

El 11 de junio, Reyes Larios expresó: "quiero declarar a este municipio en estado de emergencia, porque ya no es posible tanta delincuencia".

[Relativa3]