Boca del Río, Ver.- El Colectivo Solecito de Veracruz anunció que, a inicios de agosto, concluirá la búsqueda de personas en el predio aledaño al fraccionamiento Colinas de Santa Fe encontrado en 2016, al norte de la ciudad de Veracruz.

Rosalía Castro, integrante de la agrupación, informó que se han encontrado cerca de 10 mil fragmentos óseos, entre los cuales hay 298 cráneos y cuatro cuerpos sin cabeza, que suman los restos de aproximadamente 302 personas.

Es un sitio emblemático en la lucha de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas que retrata el horror de la violencia en Veracruz.

El área en la que se realizan hasta el momento las búsquedas alcanza casi 10 hectáreas de extensión, a Colinas de Santa Fe se le conoce como el cementerio clandestino más grande de América.

Las fosas de Colinas de Santa Fe se encuentran a pocos kilómetros de la autopista y del fraccionamiento del mismo nombre; prácticamente el patio trasero de la zona portuaria.

[Relativa1]

La "megafosa"

Las fosas clandestinas fueron encontradas luego que, el 10 de mayo de 2016, miembros del crimen organizado hayan “regalado” a madres de desaparecidos, un mapa dibujado en una hoja, que indicaba con unas cruces la zona donde había cadáveres enterrados.

En agosto de ese mismo año, la zona se volvió en un campo de búsqueda, en donde miembros de los colectivos de familiares de desaparecidos, peinaban la zona, casi metro por metro, buscando a sus hijos, hijas, madres o padres que nunca volvieron a casa.

Había tal impunidad en esta zona de muerte, que algunas fosas habían sido cavadas del tamaño de albercas, con maquinaria pesada y llenadas con cadáveres apilados unos sobre otros, como declaró el fiscal Jorge Winckler en marzo de 2017.

El cementerio de Colinas de Santa Fe se usó por los cárteles de la droga y el crimen organizado durante el mandato de Javier Duarte de Ochoa, tiempo en el que las desapariciones y ejecuciones de personas alcanzaron niveles de terror.

Desaparecidos

Debido a la incapacidad de las autoridades estatales, de las más de 300 personas, de quienes se han encontrado restos, solo 19 han sido identificadas hasta la fecha. Esto refleja el panorama de indiferencia y poca preparación, que las administraciones pasadas y la actual presentan.

Los familiares que buscan a sus desaparecidos y desaparecidas, han tenido que realizar sorteos, rifas, vender propiedades y endeudarse, para pagar los servicios de análisis de muestras en laboratorios independientes y de otros países.

[Relativa2]

Las otras fosas

Otras zonas de Veracruz también fueron convertidas en cementerios clandestinos. En 2018 un terreno cerca del bulevar Portuario, conocido como Kilómetro 13.5, en el municipio de Veracruz, también fue señalado como lugar con fosas.

Otra vez, con un croquis entregado de forma anónima, fue indicado a madres y familiares pertenecientes a colectivos de búsqueda, la ubicación de esta nueva fosa en unos terrenos baldíos a pocos metros de la carretera mencionada.

Se calcula que en este nuevo sitio de muerte puedan encontrarse cerca de 400 cuerpos y partes de estos. En los últimos 8 años, se han encontrado en el estado cuando menos 600 fosas, con más de 500 cuerpos, cráneos y miles de fragmentos de huesos, que pertenecieron alguna vez a mujeres, hombres, niños y niñas.

Luego de 3 años, madres del Colectivo Solecito y otros grupos que buscan a sus familiares desaparecidos, han excavado esta extensa área, con tal de encontrar pistas de quienes llaman “sus tesoros” y al fin darles paz.

[Relativa3]