Xalapa, Ver.- El titular de la Secretaría de Salud, Roberto Ramos Alor, ha protagonizado polémicas declaraciones en temas de salud pública desde su arribo al cargo, en Veracruz. 

El funcionario cercano a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, ha caído en contradicciones, que incluso han sido corregidas por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez. E-Consulta Veracruz hace un recuento de estos momentos en la vida pública del secretario morenista. 

Hemodiálisis 

El pasado 7 de agosto Roberto Ramos Alor reconoció la suspensión del servicio médico a pacientes que recibían tratamientos de hemodiálisis por parte del sector salud en Veracruz. 

El funcionario, reconoció frente a medios que por "cuestiones administrativas" se habían cesado los tratamientos de al menos 400 personas en la entidad que sufren alguna enfermedad renal. 

Esto le valió que el gobernador lo corrigiera durante un programa de televisión. Este 9 de agosto Ramos Alor reculó y aseguró que ningún tratamiento de hemodiálisis ha sido suspendido en Veracruz. 

Entrevistado en un Foro sobre la Lactancia, en Xalapa, el funcionario dijo desconocer de donde viene la queja por falta de este vital tratamiento. Y demandó a medios de comunicación a acercarse a hospitales para corroborar los servicios.

Dengue

El Panorama Epidemiológico de Dengue 2019, que aporta datos de la Secretaría de Salud a nivel Federal, informó que Veracruz ocupa el primer lugar nacional en casos de dengue; hasta el 17 de julio había un total de 913 casos confirmados. 

No obstante, a finales de junio, el secretario de Salud afirmo que en torno a estas cifras "las estadísticas las tenemos nosotros", refiriéndose a la Secretaría de Salud Estatal, y, en consecuencia, minimizó que Veracruz ocupara los primeros lugares de incidencia. 

"Los datos en este momento no los traigo, pero repito, no tenemos mortalidad y la incidencia es la que históricamente se ha tenido"

No obstante, en el informe de salud federal se observó un aumento del 513.6% de enero a junio del 2019 respecto al mismo lapso el año anterior en Veracruz.

Un mes después, el 3 de agosto, Roberto Ramos, confirmó que para entonces se acumulaban mil 200 casos confirmados por el sector salud. No obstante, reprochó que los casos de dengue se atribuyen a la falta de cultura de los ciudadanos por no mantener limpios sus patios y jardines. 

En la misma entrevista criticó que los medios difunden información falsa para "vender periódicos y obtener visitas en portales informativos"

[Relativa1]

Desabasto de medicinas

Al llegar al cargo, Ramos Alor denunció que las arcas de medicina del estado estaban al 10% por ciento, por lo que se vivía una situación de desabasto. 

Posteriormente, en abril de este año, indicó que el abasto de medicamente ya se encontraba entre un 80 y un 90%. 

Culpó a las administraciones anteriores de dejar en ceros los medicamentos, por lo que, en menos de 15 días, su porcentaje de 80 y 90% descendía hasta la mitad debido al alto requerimiento. 

Así mismo declaró que se sospechaba que había personas dentro de los centros médicos que sustraían el medicamento para venderlo de manera externa, lo que recrudecía la falta de medicinas. 

Sin embargo, el director de Atención Médica de la Secretaría de Salud, Mario Alberto Amat Traconis, señaló que en general los hospitales no han rebasado el abastecimiento del 50%. 

Esto tras la polémica adquisición de medicinas mediante un contrato de 36 millones entre el ex delegado Carlos Lomelí y el gobierno del estado de Veracruz. 

[Relativa2]

Ningún chile les embona 

“Ningún chile les embona”, esta fue la contestación del secretario de Salud cuando fue abordado por periodistas en el marco del día de la Libertad de Expresión

Los comunicadores le cuestionaron acerca del contrato millonario con Abisalud, empresa señalada por otorgar contratos de medicinas a sobreprecios. 

“Nuevamente insisten en el mismo tema. Les agrego, miren, el pueblo necesitaba medicamentos; no había medicamentos, y con toda razón, estaba la demanda popular. Llegan los benditos medicamentos, y ahora, dónde los compró. Bueno, la verdad como ciudadano yo les diría, (…) no les embona ningún chile”.

Más tarde, en redes sociales emitió un mensaje en el que se disculpaba con reporteros por su polémica declaración, aseguró que se trataba de una "expresión sureña" y que no fue con el afán de ofender.

[Relativa3]