Orizaba, Ver.- Sandra Z. J., de 25 años de edad, cumplía 96 horas desaparecida, víctima de un secuestro. Su foto fue difundida en redes para conseguir pistas sobre su paradero. La mañana de este jueves, su cuerpo fue hallado al interior de bolsas negras. Sus agresores segmentaron su cuerpo con armas punzocortantes.

Sandra trabajaba en la empresa Coca Cola, en la zona industrial de las Altas Montañas de Veracruz. La última vez que fue con vida fue el 19 de agosto, en las inmediaciones de la colonia Modelo, donde ella tenía su domicilio, en el municipio de Río Blanco.

De acuerdo con reportes policiales, Sandra caminaba por la calle Cristóbal Perdomo cuando sujetos armados la privaron de su libertad. El lugar del plagio se ha convertido en un foco de delitos de alto impacto en la región.

Este jueves 22 de agosto por la mañana, vecinos de la colonia Agraria reportaron que un cuerpo estaba embolsado y tirado sobre la calle Úrsulo Galván, a escasos 40 metros de Camino Nacional.

El cuerpo pertenecía a Sandra, quien mostraba señas de haber sido torturada, degollada y mutilada. En fotografías difundidas en medios, la víctima se aprecia sobre una acera con los pies descalzos y un rastro de sangre dibujado sobre el pavimento. Horas más tarde fue identificada por sus familiares en el Servicio Médico Forense (Semefo).

De acuerdo con allegados, por la joven trabajadora se había pedido un millón de pesos por parte de sus captores, mismos que la familia trató de reunir, pero estaba lejos de sus posibilidades económicas.

[relativa1]

Sandra, el reflejo de la violencia en Veracruz

Al término del séptimo mes de 2019, Veracruz se mantiene en la primera posición a nivel nacional en denuncias por feminicidio y secuestro, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Estos datos revelan que, durante la administración morenista de Cuitláhuac García Jiménez, la entidad registró un total de 114 denuncias por feminicidios. Es decir, una mujer -en promedio- fue asesinada cada dos días por su condición de género. Este 22 de agosto, la víctima fue Sandra.

En el plano nacional el estado congrega el 21.1 por ciento de los asesinatos con saña cometidos contra mujeres. La cifra oficial resulta ser más del 200 por ciento que la registrada por el Estado de México que es el segundo lugar con 53 casos; después se encuentra Puebla, con 36; el cuarto lugar es Nuevo León, con 32 y en la quinta posición la Ciudad de México, con 26.

En el rubro de los secuestros se tiene un acumulado 200 denuncias, que alcanzan el 23.9 por ciento del total de plagios registrados del 01 de enero hasta el 31 de julio de 2019, a lo largo del país. Este delito de alto impacto representa el mayor problema de seguridad para el gobierno de Cuitláhuac García; y fue el de mayor alza en el mandato de Andrés Manuel López Obrador, en el mes de julio.

Poco activa en redes sociales, allegados a la víctima la refieren como una persona “tranquila”. La joven ocasionalmente compartía contenidos en su cuenta de Facebook; entre sus recuerdos destaca una foto familiar donde ella se muestra sonriente, acompañada por su madre y sus hermanos, quienes hoy lamentan su crimen.

[relativa2]