Boca del Río, Ver. - Esta mañana, personal del Ayuntamiento de Veracruz realizó un operativo en el expenal de Allende, en el cual se desalojaron a 14 personas que ahí se encontraban.

Esto se da luego de que el día de ayer se cometió un presunto ataque sexual a una jovencita de 16 años, dentro de las instalaciones abandonadas de la anterior cárcel.

"Como tiene muchos accesos entran algunos malvivientes, se quedan a pernoctar y hacen algunas fechorías", comentó Gianfranco Melchor Robinson, de la Dirección de Gobernación del Ayuntamiento.

Las personas que se encontraban en el interior aceptaron ser desalojadas del inmueble. Melchor Robinson indica que ninguno de los habitantes vive permanentemente en el edificio, sino que lo utilizan de día y en las noches regresan a sus casas.

Dentro del penal de Allende conviven, pasan el día y trabajan. Algunos son pepenadores o trabajadores informales de la zona y dentro del edificio guardan lo recolectado o sus mercancías.

Luego del desalojo iniciaron las acciones de limpieza ya que este lunes se clausurará definitivamente el antiguo penal.

Melchor Robinson aclara que el edificio no había sido cerrado antes debido a las demoras en la decisión de proyectos, que se tienen contemplados para el edificio o el terreno. Sin embargo luego de los hechos sucedidos, se determinó cerrarlo para acabar con el riesgo que representaba el lugar.

[Relativa1]

[Relativa2]