La madrugada de este sábado, autoridades de la Secretaría de Salud recibieron un cargamento de metotrexato importado de Francia, con el que garantizan que habrá abasto de este medicamento en el Hospital Infantil de México Federico Gómez y en otros Institutos Nacionales de Salud. 

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, la Oficial Mayor de Hacienda, Raquel Buenrostro Sánchez, y el comandante del Cuartel General del Alto Mando de la Secretaría de Marina, almirante Mario Carbajal Ramírez, recibieron el medicamento. 

El metotrexato que adquirieron las autoridades del Sector Salud es de la empresa farmacéutica Mylan y fue importado de Francia, ya que la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que ninguno de los laboratorios en México puede fabricar el fármaco ya que no cuentan con certificado vigente de buenas prácticas de fabricación. 

La Cofepris adelantó este viernes que el medicamento se importaría y con estas medidas se aseguraba que no habría desabasto del medicamento, para tranquilidad de los padres de los menores que son atendidos en el hospital. 

El miércoles pasado,  el director del Hospital Infantil de México Federico Gómez, Jaime Nieto Zermeño, y padres de los niños denunciaron ante miembros de la Comisión de Salud del Senado el riesgo de otro posible desabasto del medicamento, como hace casi un mes. 

La duda sobre un posible desabasto nuevamente surgió porque Laboratorios Pisa, empresa que fabricaba el metotrexato en México, continúa con la suspensión de su línea de producción, luego de que Cofepris la sancionó desde el 9 de mayo por incumplimiento de la normatividad que rige las buenas prácticas de fabricación.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo este jueves en entrevista con LA SILLA ROTA y El Heraldo que existe un chantaje social de parte de las empresas farmacéuticas privadas, mismas que han operado para el gobierno durante años, mediante la falta de distribución de medicamentos como el metotrexato, para así evitar las verificaciones sanitarias por parte de la Cofepris. 

Al hablar del desabasto que se registró el pasado 26 de agosto en el Hospital Infantil debido a que Laboratorios PISA tiene suspendida su línea de producción, el subsecretario dijo que esto no justificaba la falta de medicamentos. 

"Esta interrupción no afectó en modo alguno la capacidad de la empresa de distribuir cerca de 35 mil frascos de metotrexato que tenía ya disponible en almacén... la empresa privada decidió retener estos frascos y no entregarlos con lo cual presuntamente incumplió el contrato que tiene firmado y dejó sin abasto a la entidad pública", dio a conocer López-Gatell.

Con información de La Silla Rota

[Relativa1]

[Relativa2]