Xalapa, Ver.- El exfiscal, Luis Ángel Bravo Contreras; María del Rosario Zamora, exdirectora de Investigaciones Ministeriales y Carlota Zamudio, ex delegada de la Policía Ministerial, recibieron 2 años de arraigo domiciliario.

Este viernes la juez de control, Mónica Segovia, también determinó que los tres exfuncionarios estén incomunicados mientras se sigue el proceso en su contra por desaparición forzada de personas en su modalidad de ocultamiento.

Esto a pesar de un amparo del juzgado Décimo Quinto federal, el cual resolvió que la medida de prisión domiciliaria era presuntamente violatoria de sus derechos humanos.

Apenas este jueves 18 de octubre Mónica Segovia determinó dejar en libertad para enfrentar su proceso a Gilberto Aguirre Garza, exdirector de los Servicios Periciales.

A su salida de la audiencia, que dio inicio a las 9 de la mañana, el exfiscal Bravo Contreras evitó dar declaraciones a los medios de comunicación, al estar impedido legalmente,

"Ahí viene el abogado", señaló para subir de manera inmediata al vehículo escoltado en el que viaja regularmente.

Posteriormente su defensor, Arturo Nicolás Baltazar, garantizó ante medios de comunicación que encarcelarán a la juez de control, Mónica Segovia Jácome, quien este viernes no solo no dio libertad a su cliente, sino que le dictó dos años más de arraigo domiciliario e incomunicación parcial.

"Con un juez como Mónica Segovia Jácome el sistema de justicia se viene abajo, se desploma", dijo acusando que ya había dos suspensiones en el mismo sentido, para dejar a su cliente seguir el proceso en libertad.

Sentenció que la autoridad federal advirtió a la juez que desacatar la determinación derivaría en la separación de su cargo y la consignación.

"Mónica Segovia va a terminar en la cárcel, porque ella no puede ser juez, es cómplice de Jorge ‘N’ (fiscal separado de su cargo) y de todos los criminales que están prófugos. Yo les aseguro que esta criminal también va a terminar en la cárcel, porque no conoce el derecho, lo viola constantemente.

"Ella junto con Alma Aleida Sosa Jiménez privaron de su libertad a Luis Ángel Bravo Contreras de manera ilegal e inconstitucional, afortunadamente conocemos el derecho y lo haremos valer. Les doy mi palabra que Mónica Segovia va a terminar en la cárcel", enfatizó.

El abogado sostuvo que la jueza será acusada ante el Tribunal Colegiado que resolvió el amparo y estos darán vista a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que proceda en consecuencia.

Finalmente se negó a opinar si el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, Edel Álvarez Peña, dio la orden de mantener el prisión domiciliaria a Luis Ángel Bravo Contreras.

[relativa1]