Xalapa, Ver.- El aun fiscal general Jorge Winckler Ortiz recibió hoy una suspensión definitiva contra la orden de aprehensión que le fue girada por un juez de Pacho Viejo, por presuntamente haber torturado al jefe de escoltas de Luis Ángel Bravo Contreras, Francisco Zárate Aviña; sin embargo, se le negó por cuanto hace a dejar sin efecto una posible alerta migratoria.

Este viernes, el juez federal adscrito al Juzgado Decimoctavo de Distrito determinó conceder una suspensión para el efecto de no ser detenido como parte del proceso penal enderezado por la autoridad que él lideró.

Sin embargo, le negó la suspensión por una posible alerta migratoria girada en su contra, pues hasta el momento no hay indicios de que exista tal.

Winckler Ortiz promovió el amparo el pasado 14 de octubre contra la jueza de control Mónica Segovia Jácome y otras autoridades, con el fin de evitar ser apresado, suspensión que fue otorgada en definitiva.

Aunque inicialmente Winckler recurrió la negativa en torno a la alerta, de acuerdo con fuentes consultadas, se negó porque no existe en este momento, y los amparos no proceden contra actos futuros.

[relativa1]