Las Choapas, Ver.- La mujer fue privada de su libertad desde la noche del domingo en la colonia Francisco Villa, atrás del panteón municipal “viejo”, y por la cual pedían un pago de varios miles de pesos.

En un operativo coordinado por la Policía Ministerial del Estado, con apoyo de militares con insignia de Guardia Nacional, fue rescatada y se logró la detención de un sujeto más que cuidaba la casa de seguridad.

EL NOVIO LA ENTREGÓ A PLAGARIOS

Uno de los involucrados resultó ser el novio de la víctima, un taxista de este municipio de nombre Pedro “N”, el cual maneja la unidad marcada con el número económico 286, con placas de circulación A-866-XDN del estado de Veracruz. Este sujeto fue el primero en ser detenido, ya que él fue quien la entregó a los plagiarios, luego se arrepintió y dio parte a la policía.

El ruletero, confesó donde tenían a la joven mujer secuestrada y se desplegó un operativo hacia la calle Salomón Reyes de la colonia Francisco Villa.

El taxista argumentó en su defensa que fue víctima de amenazas por otro individuo para que cometieran el secuestro de la joven mujer. Por ello accedió y el domingo por la noche concretaron la privación de la libertad.

Citó a su novia en algún punto de la ciudad y una vez que estuvo adentro del taxi, la condujo a la casa de seguridad, atrás del panteón viejo, ahí, otros dos tipos la recibieron, la amordazaron y la amarraron de pies y manos.

[relativa1]

PEDÍAN EL RESCATE EN DÓLARES

Posteriormente, comenzaron las llamadas telefónicas a los familiares de la secuestrada, y lo hacían desde un equipo con lada de otro estado, además, el rescate lo pedían en dólares. 

Trascendió que exigían 20 mil dólares o no volverían a verla con vida, lo que generó terror en los consanguíneos de la joven mujer de identidad resguardada.

La sospecha de los familiares de la plagiada cayó sobre el taxista, ya que ella antes de salir de su domicilio, avisó que se vería con el novio. 

Alrededor de las once de la mañana de este lunes, los familiares de la joven ubicaron al ruletero y éste no soportó la presión y accedió a ir a la Comandancia Municipal para una aclaración. Hasta ese momento no confesaba que él era partícipe, fue hasta que la Policía Ministerial del Estado dialogó con él cuando soltó la verdad. “Yo sé dónde está, pero lo hice bajo amenazas”.

[relativa2]

LA RESCATAN SALVA Y SANA

En ese momento, se desplegó el operativo que condujo hasta la calle Salomón Reyes, una vía poco transitada y que está justo atrás del cementerio viejo. 

La casa de seguridad está bardeada y en frente tiene malla de ciclón y un portón color verde; también hay un letrero que da cuenta que la vivienda está en venta y unos números telefónicos para pedir informes.

El inmueble es de concreto con lámina de zinc y comparte el terreno con otra vivienda con las mismas características. Este predio fue rodeado en segundos por policías ministeriales, militares y municipales. 

Al ingresar, fue encontrada la víctima de identidad resguardada, así como un sujeto más de nombre Natanael “N”, quien fue detenido, ya que era el que la cuidaba. 

De manera extraoficial, se conoció que dichos sujetos se hacen pasar como miembros de un grupo criminal, razón por la que se le dio celeridad al caso y se reforzó la seguridad de las instalaciones de la Policía Ministerial donde estuvieron bajo resguardo los dos detenidos, incluso fue cerrado un carril del bulevar México por personal de la Policía Municipal y Guardia Nacional.

INTERVIENE ANTISECUESTRO

Ya bajo resguardo de policías ministeriales, arribaron a este municipio elementos de la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS), de la ciudad de Coatzacoalcos, quienes se harían cargo de las indagatorias.

Familiares de la víctima estuvieron presentes en los movimientos policíacos pero evitaron dar detalles sobre la privación de la libertad de la joven mujer, lo que se pudo conocer es que recibían llamadas telefónicas para amenazarlas de que si no pagaban, le harían daño a la secuestrada.

Una fuente policiaca informó que la mujer estaba aterrorizada, pues la tenían bajo una cama, amarrada de pies y manos, así como amordazada para que no pudiera gritar y pedir auxilio.

Hasta anoche, ninguna autoridad involucrada en el rescate de la víctima emitía un boletín oficial sobre los hechos para conocer más detalles sobre lo sucedido, pese a que el movimiento policíaco-militar generó miedo e incertidumbre en la población, quien está amagada ante los hechos de violencia que se registran desde hace 15 días a la fecha.

Con información de Presencia MX

[relativa3]