En medio del debate sobre la despenalización de la marihuana, la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex) ya alzó la mano para vender la hierba con fines lúdicos bajo un esquema de control estricto que permita detectar quiénes son adictos, con el fin de brindarles el apoyo que requieren en colaboración con las autoridades del Sector Salud.

Antonio Pascual Feria, presidente de la Anafarmex, indicó que para los establecimientos que representa acatarán lo que establezcan el Senado de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre el tema, pero destacó que es importante que la comercialización de la marihuana se haga dentro de un marco de protección a la salud.

En el modelo de venta de cannabis para uso lúdico que propone Anafarmex no se requeriría receta para adquirirla, pero el plan consiste en ingresar los datos del consumidor en un sistema que tendrán todas las farmacias para que una persona pueda comprar sólo una vez al día  y si va a otro establecimiento ya no le vendan.

"Quedaría registrada su compra, en automático si se va a otra farmacia aparecería que ya la adquirió, si va a otra y a otra, lo que va a suceder es que lo que requiere es una rehabilitación, porque ya está a un paso de la adicción", dijo.

El proceso de comercialización en las farmacias sería parecido al que se hace con los medicamentos de venta controlada, pero en este caso el objetivo es detectar quiénes son los consumidores frecuentes para que en colaboración con la Secretaría de Salud se determine si necesitan apoyo contra la adicción. La recolección de datos en estos establecimientos llevaría a largo plazo a tener un padrón de consumidores de marihuana en el país. 

"Nosotros venderíamos mucho, pero no se trata de que sólo vamos a hacer negocio, hay una corresponsabilidad. Le hemos propuesto a la Secretaría de Salud y a las Comisiones de Salud que el enfoque tiene que ser de salud, preventivo y rehabilitatorio. El manejo de la cannabis no es un cheque en blanco, porque no vamos a desbarrancar a la población", enfatizó Pascual Feria.

La cantidad que podría comprar el consumidor y la frecuencia son cuestiones que deben determinar las autoridades, destacó el líder de la organización de farmacias, quien señaló que aunque con las despenalización la marihuana sería igual que otras sustancias adictivas como el tabaco y el alcohol, no se deberían vender en tiendas u otro tipo de establecimientos.

"Lo que sería muy lamentable es que esta presentación de cannabis farmacéutica de libre acceso estuviera en las tienditas", expresó Pascual Feria, por esa razón propone que su comercialización se haga en las farmacias.

Las reglas que se plantean para consumo y venta de marihuana

La despenalización de la marihuana parece estar cada vez más cerca en el Senado de la República, ya que podría aprobarse antes de que concluya este mes. Por el momento, las comisiones ya tienen el dictamen por el que se expide la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Salud, del Código Penal Federal, la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada y el Impuesto especial sobre producción y servicios.

Las comisiones de Justicia, Salud, Estudios Legislativos y Seguridad Pública votarán el dictamen y si lo aprueban pasará al pleno del Senado. Fuentes consultadas por La Silla Rota indicaron que la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, también está revisando el documento y si ella da el visto bueno es probable que avance más rápido el proceso.

El eje principal del dictamen es que da luz verde al uso lúdico de la cannabis, así como su comercialización. Además, se aumenta a 28 gramos la cantidad que se puede portar para uso personal.

De acuerdo con el documento, estará permitido almacenar, comercializar, consumir, cosechar, cultivar, distribuir, empaquetar, etiquetar, exportar, fumar, importar,m patrocinar, plantar, portar, producir, promover, publicitar, sembrar transformar, transportar, suministrar, vender y adquirir marihuana bajo cualquier título.

Se creará el Instituto Mexicano de Cannabis, que deberá estar constituido a más tardar el 1 de enero de 2021, el cual se encargará de la implementación de la regulación. Éste será  un organismo descentralizado sectorizado a la Secretaría de Gobernación, que contará con personalidad jurídica y patrimonio propio.

En el dictamen se establece que se permite el uso lúdico para uso personal o compartido en asociaciones de consumo de cannabis psicotrópico; uso comercial para fines recreativos; científico y de investigación; médico, farmacéutico, terapéutico o paleativo, e industrial.

Respecto a la venta de marihuana y sus derivados, se indica que sólo podrá comercializarse en establecimientos autorizados por las autoridades, los cuales deberán obtener una licencia expedida por el Instituto.

Los establecimientos autorizados sólo podrán vender a mayores de edad, para corroborar que tengan más de 18 años se solicitará identificación al entrar. Asimismo, estos lugares deberán ofrecer información sobre los usos, compuestos, propiedades, efectos y riesgos del cannabis.

En el artículo 25 se establece que queda prohibida la venta de cannabis psicoactivo y sus derivados para fines lúdicos si un producto excede el porcentaje de niveles de cannabidiol y tetrahidrocannabinol o si son artículos que mezclan marihuana con alcohol,  nicotina, tabaco, cafeína u otras sustancias psicotrópicas.

En el dictamen se toma en cuenta también el "consumo problemático" de la cannabis, que es cuando "provoque problemas a las personas en su salud biológica, psicológica, emocional o social en la funcionalidad con su familia, escuela, trabajo, la comunidad donde vive, en su economía o con la Ley, que incluye cualquier uso por persona mayor de 18 años, la intoxicación aguda, el uso nocivo, el abuso, así como dependencia y adicción".

Para estos problemas de salud pública, se plantea capacitar a las autoridades sanitarias para brindar acceso en urgencias, tratamiento y reintegración social de las personas con un consumo problemático de marihuana; así como elaborar planes de prevención de adicciones.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]