Alvarado, Ver.- “Los delincuentes entraron caminando, treparon por una barda baja a metros de la oficina de la administración”, narró un habitante del Residencial Club de Golf Villa Rica, fraccionamiento ubicado en la Riviera Veracruzana, en donde tienen su domicilio exalcaldes, exgobernadores, exdiputados, empresarios y multimillonarios.

El lugar es un búnker, con medidas de seguridad extremas que quedaron vulneradas la noche del sábado, cuando un comando armado entró al complejo y atacó la casa del expresidente municipal de Boca del Río, Anselmo Estandía Colom.

Su esposa Tere Malpica dio la noticia a sus amigas mediante un audio detallando cómo, entre seis o siete hombres ingresaron a la residencia, los amarraron y les robaron sus pertenencias.

El ingreso de personas armadas preocupó a los habitantes de ese sector que se pensaban seguros en el fraccionamiento que cuenta con su propio club de golf.

En Villa Rica vive el exgobernador, Miguel Ángel Yunes Linares; el exalcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil y el dueño del Club Tiburones Rojos, Fidel Kuri Grajales.

Además, en los fraccionamientos aledaños, que están en el mismo sector, tienen propiedades los exalcaldes de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez y Salvador Manzur Díaz.

Por ahora, no hay una versión de los hechos oficial, debido a que Estandía no ha interpuesto una denuncia formal ante la Fiscalía General del Estado, tampoco ha permitido el ingreso de las fuerzas del orden al fraccionamiento.

[relativa1]

VILLA RICA

El residencial está ubicado en la llamada Riviera Veracruzana, dentro del municipio de Alvarado. El caserío está rodeado de una barda de más dos metros del lado exterior, pero de casi cinco metros al interior.

Además, en el centro, todas las viviendas colindan con un estero que conecta por canales varios sectores de la zona residencial.

Para ingresar hay que pasar dos filtros, el primero es un guardia que resguarda una pluma amarilla. Él sólo verifica el motivo de la visita, si se trata de una persona ajena al lugar.

En el segundo punto están varios uniformados, de una empresa privada, armados, cuidando la entrada principal a las residencias y las oficinas del Club de Golf que están a un costado.

Como protocolo el automóvil que llegue a ese punto, sin ser residente, es revisado por los guardias, al entrar y al salir del complejo.

Para dar acceso los propietarios de Villa Rica tienen que dar su aval vía telefónica a la caseta, de lo contrario nadie puede ingresar.

“Aquí no entra la Naval, ni los Marinos, ni la Policía Municipal o la Estatal, aquí cuidamos nosotros”, contó uno de los elementos de seguridad privados.

Los mismos residentes señalaron a E-Consulta Veracruz que la única forma de entrada al búnker es burlar la vigilancia llegando a pie, escondidos entre las sombras.

Uno de los vecinos señaló una barda muy cerca a la entrada principal, en donde hay un montículo con vegetación que pudo permitir a los delincuentes saltar con facilidad y de ahí caminar dentro del fraccionamiento a la residencia de Estandía.

[relativa2]

¿QUIÉN ES ESTANDÍA?

Anselmo Estandía es un personaje conocido en el puerto. Por años fue presidente del Consejo del Acuario, además, presidió el Comité del Carnaval de Veracruz varias veces.

Era identificado como una persona cercana al exgobernador Fidel Herrera Beltrán, lo que le valió ser candidato suplente a la alcaldía de Boca del Río.

Cuando el presidente de esa ciudad, Salvador Manzur Díaz, fue llamado por el mandatario Javier Duarte de Ochoa, para asumir el cargo de secretario de Finanzas, Anselmo rindió protesta como edil sustituto, en el último año de gestión.

Sin embargo, en noviembre del 2016, él y varios integrantes del grupo político de Manzur, fueron detenidos por la entonces Procuraduría General de la República, por el delito de desvío de recursos públicos.

Estandía logró salir libre, pero fue rapado en una prisión federal, así fue exhibido a los medios de comunicación.