Xalapa, Ver.- El cuerpo de un bebé de entre ocho meses y un año de edad fue hallado en un terreno del municipio de San Lorenzo, en el Estado de México. 

El menor fue encontrado por vecinos que reportaron haber escuchado gritos a la Policía Municipal. 

Al arribar al punto los efectivos descubrieron el cuerpo del bebé, el cual estaba envuelto en una tela negra y con el número 666 marcado en el pecho y el estómago. 

En el lugar también fue encontrados varios objetos de culto; tras un operativo las autoridades del estado informaron que seis sujetos fueron detenidos por estar presuntamente involucrados en el hecho. 

De acuerdo a las primeras indagaciones, se presume que los responsables del crimen habrían sido adoradores de la Santa Muerte.