Xalapa, Ver.- Menores de entre 12 y 15 años ya cuentan con la capacidad para decidir si comprar un refresco o consumir agua, dijo esta mañana la subsecretaria de Educación Básica, Maritza Ramírez Aguilar al justificar el convenio que hizo la Secretaria de Educación de Veracruz (SEV) con la empresa Pepsi.

Esto luego de que se anunciara que la transnacional venderá sus productos de manera exclusiva en tiendas escolares de Veracruz, pese a que la entidad ocupa los primeros lugares a nivel nacional en obesidad infantil.

La funcionaria sostuvo que no se trata de una incongruencia promover por lado la ingesta de comida sana y la práctica del ejercicio mientras que en las cafeterías de las escuelas de educación básica se venderán refrescos.

“Lo que se tiene que hacer es conciencia entre los niños, los maestros y padres de familia para que ellos puedan tomar la decisión de ver que consumen”, dijo al considerar que los menores tienen el criterio suficiente pata decidir si consumen refresco o no.

 Detalló que el convenio no aplica para las escuelas primarias y únicamente en secundarias, las cuales suman alrededor de 5 mil planteles en todo el estado, dónde únicamente se venderá esta marca de bebidas gasificadas.

Eso pese a que la subsecretaria de la SEV afirmó que se llevan a cabo acciones del programa “Estilos de vida saludables”, tanto en primaria como en secundaria con la intención de fomentar el consumo de alimentos nutritivos y el ejercicio como estilo de vida.

[relativa1]

[relativa2]