Veracruz, Ver. La señora María Artemia Torres es paciente del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz y decidió denunciar la interrupción de su tratamiento contra el cáncer de mama y metástasis en los huesos pues podría acabar con su vida.

A María Artemia le practicaron una gammagrafía ósea un año atrás, un estudio donde utilizando pequeñas cantidades de materiales radiactivos llamados radiosondas que se inyectan en el torrente sanguíneo, fue diagnosticada con metástasis. 

La metástasis le ha provocado dolor en el cuerpo e incluso temblores involuntarios, mismos que controlaba con el medicamento que dejó de recibir de manera puntual desde el mes de agosto.

[relativa1]

ENFERMOS SIN MEDICACIÓN

Desde principios de 2019, familiares de pacientes atendidos por cáncer en el Hospital Regional manifestaron a las afueras del centro médico exigiendo atención para sus enfermos.

El motivo fue la falta de medicinas y de instrumental médico para la preparación de los medicamentos que son utilizados en el tratamiento, declaró Cora de Jesús Rodríguez, madre de un menor de edad con cáncer.

El problema fue resuelto solo después de las protestas públicas, sin embargo, meses después los reclamos revivieron.

En octubre, madres y padres de unos 40 niños enfermos con cáncer hicieron público el desperfecto de una Campana de Flujo Laminar, un instrumento esencial en la preparación de quimioterapias.

En ese momento E-Consulta Veracruz buscó platicar con el director de la institución pero el personal del área de gobierno se negó a dar entrevistas.

En mayo pasado, el Secretario de Salud del estado, Roberto Ramos Alor indicó que el desabasto de medicamentos en Veracruz “era parte de la historia”, pues a partir de julio los insumos serían adquiridos con el esquema de compras consolidadas.

Según el Gobierno del Estado, la Secretaría de Salud distribuyó 205 millones de pesos en medicamentos, 95 millones en material de curación y poco más de 3 millones en tratamientos oncológicos.

A pesar de dichos reportes, este medio recabó más testimonios como el de Cora de Jesús Rodríguez, cuyo hijo es paciente del hospital infantil, y en dicha institución tampoco hay los tratamientos necesarios para garantizar la salud de sus pacientes.

[relativa2]

MUERTE POR RETRASO EN QUIMIOTERAPIA

Rigoberto inició su tratamiento una vez a la semana hasta que le fue interrumpido en el mes de octubre por lo que salió a manifestarse junto con su madre y otros padres de familia para que las autoridades del sector salud cubrieran esta necesidad.

La Secretaría de Salud del estado aseguró que la falta de los tratamientos se derivó de escasez en medicamentos a nivel nacional y en la falta de la campana laminar para hacer las preparar las medicaciones oncológicas. 

El día en que el joven salió a manifestarse, su salud comenzó a mermar, pues según su madre, el chico no había recibido el tratamiento y fue internado en la Torre Pediátrica hasta que le aplicaron la quimioterapia, sin embargo su cuerpo no resistió y perdió la vida el viernes 08 de noviembre de este año con tan solo 16 años.

[relativa3]

MARÍA ARTEMIA

María Artemía es derechohabiente del Seguro Popular pero debido a que el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz perdió la certificación que otorga la Secretaría de Salud en el rubro Hemopatías Malignas Tumores sólidos fuera del Sistema Nervioso Central y Tumores sólidos del SNC, ella tiene que correr con todos los gastos que implica su enfermedad.

La señora contó que amortigua los gastos de transporte y consultas con la venta de ropa usada que le donan para que venda.

“La póliza del Seguro Popular lo cubría, ahorita como ya no lo cubre, tenemos que estar así.”

Según la última actualización en tasas de mortalidad y morbilidad de la Secretaria de Salud de Veracruz de 2016, el cáncer de mama en el Estado ocupa el décimo séptimo lugar con una tasa de 15.5 por 100 mil mujeres de 25 años y más, contra 16.6 del país.

Trastuzumab es el medicamento que recibe la señora María Artemia y su precio oscila en los 47 mil pesos según la cotización hecha en una farmacia del Estado de México, de no ser proporcionado por el Hospital, doña Artemia no podría costearlo.

Dentro de las principales causas de muerte en mujeres de 25 a 64 años, el cáncer de mama ocupa el cuarto lugar en la entidad de acuerdo a la lista detallada en el mismo periodo.

HOSPITAL DE VERACRUZ

Sobre la escases en la medicación para cáncer, el director del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz, Sócrates Gutiérrez Castro, aseguró que desde el mes de septiembre no se ha interrumpido las dosis de los pacientes, sin embargo admitió que la falta de Trastuzumab se debe a un problema con proveedores.

“Hemos tenido problemas con un medicamento, uno que se llama Trastuzumab que ha sido un poco complicado adquirirlo con proveedores, es el único caso de medicamentos que en este momento tengo registrado que está como faltante pero ya está en el proceso de adquisición”.

Sobre los riesgos que puede correr la señora ante el retraso en su tratamiento, el doctor dijo que solo el médico que trata a la paciente puede saberlo.

“Eso lo establece su médico tratante, su oncólogo, pero estamos haciendo todo lo posible para que esto se reestablezca”.

Concluyó asegurando que no es un tema de recursos por parte del hospital o la Secretaría de Salud sino de proveedores.