Xalapa, Ver.- La confesión en una entrevista de la Jueza de Control Alma Aleida Sosa Jiménez, fue suficiente motivo para que el exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras desistiera de denunciar al Presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Edel Humberto Álvarez Peña.

“Ante la elocuente confesión de la investigada, Alma Aleida Sosa Jiménez, vengo a desistir de la denuncia, acusación o querella en contra de Edel Humberto Álvarez Peña”, versa el escrito de desistimiento que firma Bravo Contreras y que fue enviado a la jueza de control Ihalí Patricia Armas Márquez, adscrita al juzgado de proceso y procedimiento penal oral del distrito judicial de Xalapa.

Por lo que ahora Bravo Contreras y su abogado Arturo Nicolás Baltazar, procederán por abuso de autoridad y corrupción contra Alma Aleida Sosa.

Y es que la citada juzgadora no permitió liberar a Bravo, aún cuando fue detenido a pesar de que contaba con un amparo, lo que implicaba su reingreso a las calles.

En ese entonces, Sosa Jiménez se justificó con Bravo Contreras de que por órdenes de Edel Humberto Álvarez Peña, situación de la que después se retractó en entrevista y que la decisión de mantenerlo encerrado era propia.

[relativa1]

[relativa2]