Veracruz, Ver.- El líder eterno con casi tres décadas en el cargo, uno de sus hombres cercanos al que ahora acusa de traición y un obrero impulsado por el líder disidente encarcelado por un proceso penal sin concluir, son los personajes que disputan la dirigencia del sindicato que agremia a obreros de la empresa TenarisTamsa.

El capital político y económico del sindicato se cuenta  en 5 mil plazas laborales, distribuidas en las zonas rurales del municipio de Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo.

Las elecciones, que se habían programado para este domingo, fueron frenadas por una serie de eventos violentos, que tuvieron su punto más grave cuando Pascual Lagunes Ochoa, actual secretario general del Sindicato Nacional Unidad y Progreso, irrumpió por la fuerza en la fábrica de TAMSA con una grupo armado, la mañana de este viernes 15 de Noviembre.

El hecho fue repudiado por la base trabajadora y por la empresa TenarisTamsa, que fijó su postura a través de un comunicado.

[relativa3]

Pascual Lagunes

Pascual Lagunes Ochoa desempeñó por 27 años ininterrumpidos el cargo de secretario general del sindicato de obreros de Tamsa, hasta que fue encarcelado para enfrentar el proceso penal en su contra, acusado de homicidio culposo, lesiones e incitación a cometer un delito, señalamientos que libró cuando fue absuelto el pasado 1 de marzo.

Llegó a prisión luego de una disputa entre el grupo disidente y sus simpatizantes, en el que dos personas murieron por herida de bala, aunque el líder sindical asegura que su captura y enjuiciamiento se conjuró en medio de una venganza política iniciada por el exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares en contra de priistas.

Lagunes Ochoa nunca tuvo empacho por ocultar su militancia en el tricolor, en el gobierno de Fidel Herrera Beltrán fue anfitrión de grandes fiestas con motivo de su cumpleaños, en donde la base obrera abarrotaba terrenos al aire libre llenos de mesas en donde la comida no dejaba de servirse.

Sus cercanos aseguran que el apoyo al tricolor también lo hizo aportando dinero a la campaña de diversos candidatos.

A Pascual Lagunes se le vio por primera vez con el rostro desencajado, en fotografías que la misma FGE difundió ampliamente en medios de comunicación y redes sociales.

El 3 de julio de ese mismo año, su estado de salud se vio desmejorado y es trasladado de urgencias al área privada del Hospital Regional de Alta Especialidad de Veracruz, en donde se mantuvo arraigado en medio de beneficios que no se conceden a cualquier detenido.

El 9 de diciembre del 2018, ya con Miguel Ángel Yunes Linares fuera del gobierno del estado, se le concede arresto domiciliario, desde donde logra operar nuevamente la vida sindical.

[relativa2]

Cándido Canseco, acusado de traidor

Cándido Canseco Castro llegó a ser uno de los hombres más cercanos al exlíder sindical y con quien ahora disputa el cargo de secretario general del Sindicato Nacional Unidad y Progreso (SNUP).

Su sombrero de vaquero y un rosario plateado que le cuelga del cuello son elementos característicos del hombre cuyo nombre es coreado en los pasillos de la empresa TenarisTamsa.

Canseco Castro evita cualquier comentario que desacredite la figura del antiguo líder, a quien reconoce por logros sindicales que se ven plasmados en el contrato colectivo de trabajo.

Lo que sí afirmó es que a Pascual Lagunes le hizo mal el poder, así como las personas que lo rodearon al final de su periodo.

Cándido Canseco Castro ingresó a la factoría el 13 de octubre de 1986 como un obrero de la empresa Tubos de Acero de México S.A. (Tamsa).

Con solo cuatro años como trabajador activo se sumó a la lucha que Pascual Lagunes Ochoa para derrocar al entonces líder sindical Aquilino Jácome Moreno, sobre el que recaían señalamientos por descuidar el derecho de los obreros.

Al igual que el exlíder, es originario de Soledad de Doblado, un municipio rural localizado a media hora del puerto de Veracruz.

Al ingresar a Tamsa rápidamente se enroló en la vida sindical, primero como secretario de Actas suplente del Comité Directivo, más tarde secretario de Préstamo y finalmente como suplente del secretario general.

Este último puesto lo llevó a hacerse cargo de la dirigencia del sindicato cuando Pascual Lagunes Ochoa fue encarcelado en mayo del 2017, acusado por los delitos de homicidio culposo, lesiones e incitación a cometer un delito.

El 18 de mayo del 2019 la Secretaría del Trabajo y Previsión Social le concede la Toma de Nota que lo acredita como secretario general del SNUP, hasta este lunes 15 de julio que fue borrada del Registro de Asociaciones de la dependencia, a pesar de que su vigencia era septiembre del 2020.

Gerardo Rivera, impulsado por el líder disidente

El nombre de Gerardo Rivera no figuraba dentro en el plano mediático, sin embargo, entre los obreros es identificado como una persona cercana a José Carlos Guevara Moreno, líder disidente que actualmente se encuentra preso en el penalito de Playa Linda.

Guevara Moreno fue encarcelado por la denuncia denuncia presentada por la empresa TenarisTamsa en 2016, cuando ingresó a la fuerza a la empresa reclamando ser favorecido en las elecciones contra Pascual Lagunes.

Gerardo Rivera García, quien dijo encabezar la planilla color negra y cuyo proyecto para ganar según reveló, se basa en el repudio de la clase trabajadora por los líderes ya conocidos.

Destacó que existe mucha corrupción en la empresa y esto se ha convertido en algo incontrolable.

De manera muy escueta, Rivera García indicó que su propuesta es cambiar "lo que está mal", y de ahí para adelante.

[relativa3]