Son 30 los muertos por herida de bala que se han registrado en las protestas levantadas en Bolivia desde el pasado 10 de noviembre, día en que Evo Morales renunció a la presidencia, anunció el ex mandatario boliviano desde su asilo político en México.

Ello, en contraste con los datos oficiales, que apuntan un total de 27 occisos, luego de que este martes, según reportó el periodista argentino Fernando Oz, se sumaran 10 muertos tras las manifestaciones en la localidad de Senkata, El Alto, en contra del interinato de Jeanine Añez.

Se trata de una "masacre, parte de un genocidio que cubre a nuestra querida Bolivia", acotó Evo Morales en conferencia de prensa en la CDMX.

Ante los medios, Morales presentó un video en el que se muestran imágenes de los cuerpos sin vida y los heridos que han resultado de los enfrentamientos con las fuerzas armadas. Pese a las declaraciones de Morales, en dicho material audiovisual se lee la cifra de 27 muertos.

Cabe recordar que el pasado 16 de noviembre, Añez firmó un decreto con el que se avala la represión contra los manifestantes. 

Por su parte, Morales Ayma recordó que este martes la Plaza Murillo, a las afueras del Palacio Quemado, amaneció rodeada de tanques militares.

"En bolivia se está matando a mis hermanas y hermanos", dijo el ex presidente de Bolivia y recordó que no pensó que las armas con que equipó al Ejército se estén usando en contra del pueblo. Lo que, dijo, recuerda a las dictaduras militares que el país ha vivido anteriormente. "Basta a este gobierno de facto y a esta matanza", expuso.

Por otro lado, aseguró que existen reportes de analistas especialistas en monitoreo electoral, que muestran que en los comicios del 20 de octubre, Evo Morales habría ganado sin necesidad de una segunda vuelta con Carlos Mesa. 

"Hay dos o tres informes de instituciones, organismos internacionales que son muy expertos en tema de evaluación o auditor´pia electorales, esos informes demuestran que hemos ganado en la primera vuelta", manifestó.

Por lo que invitó al papa Francisco, así como a la ONU y otros organismos internacionales, a conformar una comisión de la verdad en torno a los comicios en cuestión.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]