Xalapa, Ver.- El malestar por la desatención a las llamadas telefónicas, solicitudes de cita y cancelación de reuniones de trabajo entre diputados locales y el titular de la Secretaría de Salud de Veracruz, Roberto Ramos Alor, se patentizó en la comparecencia del funcionario estatal, a quien le exigieron su renuncia.

La glosa del Informe del primer año de administración de Cuitláhuac García Jiménez llevó a la presentación de Ramos Alor quien, ante el ataque de los diputados de todas las fracciones parlamentarias, se vio obligado ofrecer disculpas a diputados locales por cancelar, hasta en 10 ocasiones, reuniones programadas.

El funcionario público fue repetitivo en el discurso que los gobiernos del pasado generaron una crisis en el sector salud, “cuando recibimos un paciente en terapia intensiva, es un paciente que con estertores de la muerte que requiere de todo un tratamiento médico para reanimarlo, es la herencia que recibimos” por las nulas acciones de gobiernos “traidores”.

El malestar de los legisladores fue tal que la diputada de Morena, Elizabeth Cervantes de la Cruz, denunció que las camas de los hospitales carecen de sábanas y el personal las envuelve en “nailon” para dar atención a los pacientes, entre ellos su hijo, quien fue hospitalizado en Álamo, donde recibió un pésimo servicio.

Los ataques fueron constantes, desde el inicio de su presentación la diputada local Andrea Yunes Yunes, presidenta de la Comisión de Salud de la 65 Legislatura, le recordó que los discursos y las excusas no curan a nadie.

“Somos una sociedad enferma en terapia intensiva, no hay medicina suficiente para enfermos con cáncer, portadores del virus de VIH, faltan vacunas para niños y la infraestructura hospitalaria y el personal médico son lamentables, no hay cobertura universal, por lo que miles de personas esperan horas para recibir una consulta”, planteó.

[relativa1]

SSA incapaz ante riesgo epidemiológico

La primera en arremeter contra Ramos Alor fue la panista Judith Pineda Andrade, le reprochó la falta de acciones para frenar la epidemia de dengue, responsabilizando a los gobiernos del pasado, por lo que le pidió conocer el ahorro por no implementar acciones de prevención, cuánto personal de vectores se contrata, y pidió compararlo con la plantilla del gobierno de Yunes Linares.

Pidió más detalles de la contratación de 335 personas para el área de vectores, y saber cuánto se determinó tomar acciones para combatir el padecimiento que trasmite el mosco Aedes Aegyptis.

“Quién es el responsable de semejante política de atención (…) gracias a la ineficiencia de usted como secretario se están lamentando 23 muertes, 23 familias hoy piden que renuncie, hágalo, es ineficiente en el trabajo de la Secretaría”.

La panista comparó la presentación del secretario con una telenovela, y a pesar de que -reconoció- estuvo a punto de creer los “buenos resultados”, planteó que Ramos Alor no ha logrado resolver los problemas de salud de los veracruzanos.

[relativa2]

Es el peor secretario: Bingen

Por su parte el diputado Bingen Rementería Molina calificó como mediocre la presentación del funcionario público que no utilizó los 30 minutos para dar el mensaje de inicio, “mientras otros secretarios necesitan más tiempo para hablar, usted -que no hizo más que echar culpa a gobiernos anteriores- le sobró tiempo, eso habla de la pequeñez de los resultados, usted se describió solito y enterito”.

“Usted dice en el argot médico que recibieron un paciente en terapia intensiva, ya lo mataron, ya lo enterraron”, le respondió por las nulas acciones en la actual administración.

Tras varias preguntas y enunciar la queja de ciudadanos que no recibieron atención oncológica, de los que dio nombre y apellido, dijo que Ramos Alor era un pésimo administrador, por lo que le pidió darle “chance” a alguien más para estar al frente de la SSA.

“Secretario, si hubiera que darle una medalla al peor secretario que tiene este gobierno usted se llevaría el oro, la plata y el bronce”, le mencionó al cerrar su intervención.

La priista Erika Ayala Ríos, también lo amonestó, pues a pesar de que Veracruz está en los primeros lugares por casos de dengue, el funcionario anda en recorrido por todo el Estado “como si estuviera en campaña”.

Le pidió cumplir con el mandato constitucional del derecho a la vida y a la salud, “por qué no decretó la emergencia que existía en epidemiologia en el dengue, por qué no implementó la campaña de prevención”.

Exigió explicar el “engaño” a la población, pues se ordenó la fumigación con agua en zonas urbanas, para simular trabajo de prevención por casos de dengue.

Ante las respuestas del funcionario, que aseguró que se tomaron acciones para controlar el dengue, la priista se dijo preocupada, pues a pesar del trabajo la epidemia “se les salió de control, es preocupante señor secretario”.

[relativa3]

Le exijo dar resultados: Alexis Sánchez

El cuarto en arremeter contra el funcionario público fue el diputado de Movimiento Ciudadano, Alexis Sánchez García. Le preguntó para qué tanto escribía, durante las intervenciones de los diputados, si no contestaba nada.

“Qué no le dijeron sus asesores que tenía que informar, qué tanto apunta en ese papel, si no responde nada. Ya basta de tanta faramalla, de echar culpas al pasado”.

La participación del funcionario generó risas cuando dijo que la comparecencia se asemejaba a un capítulo de Mujer Casos de la Vida Real, por el drama del funcionario para describir la situación en la que encontró los hospitales y la Secretaría.

Además, le reprochó que no quiso brindar tratamiento oncológico a una paciente con cáncer de Mixtla de Altamirano, “tú dijiste que estaba en etapa terminal y que no necesitaba la atención médica, porque de todos modos iba a morir”.

El legislador denunció que en el distrito de Zongolica no hay ambulancias, médicos, ni hay medicamentos y el trato a los ciudadanos es inhumano y les cobran hasta 800 pesos por trasladarlos de sus comunidades a los hospitales o clínicas.

El legislador del distrito de Zongolica evitó hacer cuestionamientos ante la falta de respuestas, pero le exigió dar resultados, incluso, adelantó que iba a solicitar recursos a la Junta de Coordinación Política para apoyar a los enfermos de su distrito, ante la nula respuesta del sector salud.

La panista Montserrat Ortega Ruiz, comparó el trabajo de Ramos Alor con los nulos resultados de Javier Duarte de Ochoa, luego de que el funcionario se negó a atender en más de 10 ocasiones, a pesar de haber pactado una cita.

Y es que la legisladora intento ser portavoz de pacientes enfermos con cáncer, pero el titular de los servicios de Veracruz no los recibió y en todo momento canceló la reunión pese al traslado de las personas, algunas del Puerto de Veracruz.

El funcionario se vio obligado a ofrecer una disculpa pública por no recibirla, “pídale disculpas a usted y a su conciencia porque se la vive matando personas, usted es peor que Duarte cuando le daba agua a los niños con cáncer. Sobre la muerte materna, salva usted una y mata a 42”, le reprochó.

Finalmente, el diputado local Omar Miranda, exhibió el uso que se le da a las unidades del Sector Salud, “las camionetas de la dependencia usándolas para acarrear pinos navideños”, le recriminó exhibiendo una fotografía.

También reprochó que el funcionario estatal es el que más gana del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez y el que ha dado menos resultados en el ramo de salud.