Xalapa, Ver.- La Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) pretende solapar un fraude del gobierno de Javier Duarte por hasta 2 mil millones de pesos que se adeudan a maestros por seguros institucionales. Ello, mediante la contratación de un nuevo seguro que promete ser pagado en apenas 15 días después de completar el procedimiento y aumentar los beneficios para quienes accedan al mismo.

Sin embargo, con esto la actual administración morenista prácticamente daría “borrón y cuenta nueva” a los pendientes que generó el sexenio duartista con la aseguradora GNP Seguros.

Y es que desde hace cinco años la administración pública de Veracruz, con el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa, preso por asociación delictuosa; dejó de aportar a la empresa GNP Seguros los recursos que les eran descontados a los trabajadores.

Ello provocó que la aseguradora se desentendiera de los pagos a maestros que se retiraron por invalidez, enfermedad o fallecimiento.

Durante este tiempo, organizaciones sindicales y de jubilados han demandado el pago de estos recursos, pero la respuesta de tres Gobiernos, tanto el de Duarte, el de Miguel Ángel Yunes Linares y ahora el de Cuitláhuac García, ha sido la misma: no hay recursos.

Ante dicho escenario el secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, reveló ahora que se puso en marcha la contratación de un nuevo Seguro de Vida Institucional del Magisterio, que sería pagado de manera opcional por los maestros, para recibir los beneficios de la empresa MetLife.

Durante su comparecencia el funcionario indicó que a partir del 1 de noviembre de este año, los maestros deberán cubrir el pago por este seguro, que “está lleno de beneficios” porque cubrirá los riesgos de fallecimiento e invalidez por 55 veces la percepción del maestro, y porque en el contrato “se estipulan estándares de servicio y garantías de pago para los trabajadores”.

“Los beneficios adicionales que tendrán los maestros es el pago directo de gastos funerarios hasta por 25 mil pesos, anticipo de suma asegurada por enfermedades terminales y doble indemnización por muerte accidental”.

Presumió que con este nuevo seguro, tendrá 15 días de tiempo máximo de indemnización una vez documentado el expediente y los maestros podrán contratar por única ocasión una cobertura adicional hasta por 68 meses sin selección médica, sin limitar la edad y sin diferencias de precios por edad o sexo.

Detalló que este contrato, del cual no señaló su monto o cláusulas restrictivas, se manejará con transparencia y rendición de cuentas, y aseguró que “ningún trámite será rechazado sin justificación”.

Dijo que es importante que todos los beneficiarios que cuenten con ese seguro regularicen sus designaciones de beneficiarios para garantizar que puedan ser apoyados de manera inmediata, y en caso de que ser necesario gestionar reclamaciones.

“Nos ha pasado que el compañero maestro tenía dos familias, entonces cuando fallecía llegaban las dos señoras, es una realidad y cuando llegaban ¿a quién se le daba el pago de la póliza? Por eso hacemos hincapié en que el beneficiario tiene que regularizar a quién se le tiene que dar este beneficio”.

No obstante, durante las casi cinco horas de comparecencia que tuvo ante diputados locales de la LXV Legislatura, no hubo una sola mención a los adeudos que se tienen pendientes, o si estos se pagarán, ya que se limitó a condenar el desvío de recursos ocurrido en administraciones pasadas.

“Es muy lamentable que por anteriores funcionarios, por temas de corrupción, se hayan robado el dinero que es de los trabajadores, eso es lamentable. El magisterio federalizado contrató una póliza a partir de 2016 con la aseguradora MetLife, pero en este periodo se registraron irregularidades y cancelaciones, entre los años 2012 y 2016. Y el magisterio estatal no registra contratos desde 2014 y nosotros, como medida, se ha fomentado la compra de un seguro opcional de MetLife”.

[relativa1]

HISTORIA DE DESVÍOS

En 2014, el Gobierno de Javier Duarte de Ochoa dejó de transferir los recursos descontados a los maestros por concepto de seguro institucional a la empresa aseguradora; sin embargo, acostumbrados a los retrasos en las respuesta a sus solicitudes, los maestros tardaron al menos un año en darse cuenta la gravedad de esta situación.

Al requerir información sobre los pagos pendientes, la empresa se desentendió al señalar que los beneficios del seguro fueron suspendidos desde el momento en que se dejaron de recibir las aportaciones de los trabajadores.

Desde entonces la lucha de profesores y jubilados ha sido lograr que les paguen entre mil 500 y 2 mil millones de pesos, pero hasta ahora no han sido resueltas sus peticiones.

Recientemente, el secretario general del Sindicato Integrador de la Educación de Veracruz (SIEV), Enrique Cruz Canseco, aseguró que hay quienes han fallecido esperando el pago de los recursos que por años estuvieron ahorrando.

"Es una cantidad muy fuerte, hablamos de 2 mil millones de pesos por seguros institucionales, no hay avance y los compañeros están desesperados, algunos están muy enfermos o ya fallecieron con la esperanza de cobrar".

De esto está al tanto la SEV, pues la oficial mayor, Ariadna Selene Aguilar Amaya, ha reconocido que saben de casos de maestros enfermos o que han fallecido sin respuesta.

“Tenemos ahí una situación bien difícil que hemos abordado con el Gobernador y el Secretario de Finanzas y Planeación sobre estos pagos, se deben más de mil 500 millones de pesos, no los tenemos ahorita, del Seguro Institucional. En esa negociación estamos en pláticas con los sindicatos y con los maestros. El volumen exacto no lo tengo, lo tengo en recurso monetario, son alrededor de mil 500 millones de pesos que debemos por este concepto”, declaró la funcionaria.

Incluso el secretario general de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Mario Hernández Sánchez, señaló que si bien el Gobierno de Cuitláhuac García tiene la voluntad de pagar, hasta ahora no hay avances.

En días pasados, dijo que hay más de 400 casos de trabajadores a los que se les adeuda el Seguro Institucional y que esa cifra es tan solo de su organización sindical.

“Hay todavía muchos adeudos, desconocemos el monto, pero sí nosotros tenemos más de 400, el número debe ser mayor, nosotros hemos privilegiado la vía institucional, porque han dado muestra de voluntad de resolverlos”.

[relativa2]

NI DUARTE NI YUNES PAGARON

El pago de los adeudos no se hizo durante el Gobierno de Javier Duarte, pero con la llegada del Gobierno de la alternancia encabezado por Miguel Ángel Yunes Linares las esperanzas de los defraudados aumentaron.

De manera esporádica hay quienes se manifiestan individualmente para exigir el pago de los recursos, como el maestro jubilado Agustín Alberto Cámara Domínguez, que en 2018 reprochó al entonces gobernador que en campaña se comprometió a realizar el pago de al menos 200 millones de pesos del adeudo con mil 860 casos.

Reclamó que pasadas las elecciones de la gubernatura y que se dio a conocer que perdió su hijo, el candidato panista Miguel Ángel Yunes Márquez, el gobernador ordenó la suspensión del pago.

“El Gobernador prometió 200 millones de pesos, pero hasta el día de hoy pagó dos bloques y suspendió los pagos, no sabemos el motivo. No sabemos si está molesto o disgustado porque perdió la elecciones, sólo sé que dio una orden de no pagar”.

[relativa3]

DEFRAUDADOS SIGUEN EN PIE DE LUCHA

Ante la falta de pagos, muchos han sido los sindicatos e integrantes de asociaciones de jubilados que han demandado una respuesta al Gobierno de Veracruz.

Es el caso de quienes integran la Asociación de Jubilados y Pensionados del ISSSTE del Estado de Veracruz (AJUPIV), que cada jueves se manifiestan en plaza Lerdo para demandar estos pagos, pero que hasta ahora ni siquiera han logrado que el gobernador morenista, Cuitláhuac García Jiménez, los reciba.

El secretario de Organización de la asociación, Calixto Azuara, dijo que este año se manifestaron durante tres meses pero no hay respuesta.

“Le pedimos que nos reciba en audiencia el gobernador para explicarle la situación dramática que viven los compañeros y no nos ha contestado, lo que hizo fue turnar el oficio al secretario de Gobierno pero no es ni remotamente lo que hemos pedido".

Dijo que en su organización exigen 9 millones de pesos para pagar a sus más de 260 agremiados este seguro, y que los obliga a integrar brigadas para manifestarse.

"Nosotros no vamos a cejar, no nos vamos a dar por rendidos, vamos a seguir en la plaza Lerdo hasta que se dé respuesta positiva a nuestras demandas que son absolutamente justas".

Cabe destacar que el pasado 30 de junio la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) inició el pago del seguro de vida institucional de jubilados, pero el abono fue de apenas 5 millones de pesos, lo cual fue visto como una burla por parte de los jubilados y pensionados.

A ese ritmo, señaló el presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados del ISSSTE, Jorge Salazar García, tomaría al Gobierno del estado 25 años para concluir con los adeudos a más de 2 mil maestros, si se hiciera un pago mensual por la cantidad de 5 millones de pesos.

“Siempre y cuando cada mes destinaran cinco millones de Finanzas para que liquidaran ese adeudo de Javier Duarte o del estado tendrían que pasar 25 años, es una burla macabra, pesada, para entonces cuántos de nosotros vamos a estar ya del otro lado, les vamos a liberar la deuda”.

Ahora, los trabajadores, jubilados y pensionados de la SEV tendrían la posibilidad de acceder a un nuevo seguro institucional, pero la austeridad no ha dicho qué pasará con este adeudo que se dijo durante campaña se pagaría con los ahorros generados por la “autoridad republicana” que se instaló con el nuevo Gobierno.