Xalapa, Ver.- Yeshua Molina Medina estaba parado en un paraje, solo y con un chocolate en la mano. El niño de cinco años lloraba y gritaba que quería a su mamá, relató Francisco Javier Sánchez Campos, uno de los dos trabajadores de la empresa "Gas del Atlántico", que lo localizaron a orillas del campo de futbol de la localidad de Matacocuite, en la periferia de la ciudad de Veracruz.

El menor era buscado por pobladores, policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Ministeriales de la Fiscalía General, desde el jueves en la noche, cuando dos sujetos lo raptaron cuando jugaba afuera de su casa, en el Fraccionamiento Los Torrentes, a unos 20 kilómetros de donde lo ubicaron la tarde de este viernes.

Miles de veracruzanos compartieron la fotografía del menor para su localización, es por eso que los empleados de la gasera detuvieron la marcha de inmediato cuando les pareció ver a lo lejos una silueta de baja estatura entre el monte.

Francisco relató que su compañero, Bernabé Ramírez Colorado, y él, fueron a investigar con temor, pero de inmediato reconocieron al infante que lloraba desconsolado, con el chocolate en sus manos.

En esos instantes pasó otro auto con una mujer a bordo y también se detuvo para ayudar. La señora llamó al 911 y en cuestión de 10 minutos arribó una patrulla de la SSP que confirmó que era Yeshua Molina Medina.

El testimonio del empleado afirma que al revisar al niño no tenía golpes, ni estaba en mal estado, por lo que sintió alivió al recordar que él tiene dos hijos, que pueden ser vulnerables ante la violencia que hay en Veracruz.

"Tengo mis hijos, no me hubiera gustado que pasaran y me ignoraran. Hay que ser solidarios, porque luego también ocupan a los niños para atracarnos, pero tenemos corazón, tenemos hijos y lo que nosotros hicimos fue orillarnos para ver qué pasaba", contó el trabajador a la periodista Sandra Segura, en una estación de radio local.

El infante fue sustraído del patio de su casa en el fraccionamiento Torrentes, el jueves en la noche, cuando dos hombres se lo llevaron en un auto compacto, lo que movilizó a la población hasta dar con su paradero.

[relativa1]