​Vicente Álvarez es cabeza de familia, de él dependen su esposa y sus dos hijos pequeños, a quienes les lleva el sustento diario con lo que obtiene de tapar baches en la carretera antigua a El Muelle, también conocida como carretera a la zona de tolerancia.

En “los días buenos” logra juntar hasta 350 pesos, un ingreso bastante aceptable tomando en cuenta que empieza su jornada a las 8 de la mañana y termina a más tardar a la una de la tarde, solo cinco horas de trabajo.

Sin embargo, no todos los días son generosos, pues en ocasiones regresa a su hogar con 50 pesos que distribuye de forma que le alcance para la comida del día; cuando puede encuentra trabajo limpiando terrenos o como ayudante de albañil.

[relativa1]

NO HAY EMPLEO

Cuenta que ha buscado distintos trabajos, pero las oportunidades son escasas, sobre todo porque no tiene comprobantes de estudios mínimos, lo cual le permitiría obtener un trabajo en alguna tienda de conveniencia, de las muchas que se han abierto.

Por esa razón tomó la iniciativa de comenzar a tapar los baches, que abundan, en la carretera que conduce desde la colonia El Muelle hasta el entronque con la carretera a Tonalá, la cual no ha recibido mantenimiento en muchos años.

Poco a poco ha ido avanzando por tramos, los cuales se encuentran en mejores condiciones y que agradecen los conductores, aunque los taxistas quienes pasan más constantemente, son los que menos aportan a don Vicente.​

Presencia MX / E-Consulta Veracruz

[relativa2]