Beneficiarios del apoyo social a personas discapacitadas, denunciaron públicamente que funcionarios identificadas como “Servidores de la Nación”, les anunciaron que quedarán fuera del programa sin explicación alguna.

Moisés Suárez Román y Nabor Félix de la Cruz, ambos habitantes del ejido El Encanto Pesquero, y Narciso Leyva Córdova de la colonia Díaz Ordaz, señalaron sospechar sobre la veracidad del anuncio, pues temen que el apoyo que reciben sea desviado.

Los tres coincidieron en que en sus domicilios se presentaron personas identificadas como Edgar Julián Fonseca Morales y Josefina Córdova Santana, ambos supuestos coordinadores de los Servidores de la Nación en Agua Dulce.

“Estas personas se portaron muy groseros, muy déspotas, llegaron a nuestras casas para decir que quedaríamos fuera del programa porque nuestras discapacidades son producto de accidentes y el programa sólo es para discapacitados de nacimiento”, revelaron.

Narciso Leyva, sufrió un accidente hace varios años y tiene problemas para caminar, lo cual realiza con el apoyo de una muleta; en ocasiones recibe la oportunidad de manejar un taxi para ganarse unos pesos, pero es muy esporádico.

Moisés Suárez, sufrió un accidente en motocicleta y su brazo izquierdo quedó con daño permanente, por lo cual ya no puede trabajar como ayudante de albañil; en tanto que Nabor Félix, no puede trabajar a consecuencia de varias operaciones mal ejecutadas, tras una apendicitis.

Tras el inicio de la actual administración federal, los tres fueron inscritos en el programa social y reciben cada dos meses un pago de 2550 pesos, recibiendo el primer apoyo en mayo y está pendiente el pago que corresponde al mes de noviembre.

En meses anteriores, cuando comenzaron a emitirse las tarjetas a beneficiarios, muchos ciudadanos inscritos en el programa, denunciaron que no recibieron sus plásticos, pues los Servidores de la Nación, consideraron que sus discapacidades no eran admisibles para el programa.

Así ocurrió con personas que sufren enfermedades mentales, problemas motrices y hasta invidentes, cuando este medio intentó conocer la postura de dichos empleados federales, estos simplemente se negaron a responder y huyeron.

De acuerdo al personal que labora en la oficina de enlace ubicada en el Ayuntamiento, las personas que ya fueron ingresadas al programa ya cumplieron con todos los requisitos y filtros del sistema, siendo extremadamente raro que ahora se les suspenda el apoyo.

Esta situación deberá ser atendida por los encargados a nivel regional, para que brinden una explicación, pues se teme que los recursos que están siendo suspendidos, puedan ser cobrados por los propios empleados federales, algo que sería un delito muy grave.

Presencia MX / E-Consulta Veracruz

 ​[relativa1]

[relativa2]