Veracruz, Ver.- El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, dijo que su administración no interviene en el caso de Don Ramón, hombre al que le dictaron un año de prisión preventiva por matar a un presunto secuestrador en el municipio de Acultzingo.

El mandatario estatal, entrevistado en Boca del Río, aseguró que el caso está en manos de un juez y su gobierno no tiene injerencia, pese a que miles de ciudadanos se han volcado en defensa del campesino.

"Lo determina un juez. La penalidad lo determina un juez, hasta que quede eso, los abogados que actúen en defensa de esta persona tendrán que determinar. El caso está fuera de nuestras manos".

Se cuestionó a García Jiménez si no pueden ofrecer amnistía al señor de la tercera edad, en ese momento el gobernador dio por concluida la entrevista a los medios.

Don Ramón fue detenido a principios de esta semana acusado de asesinar a un joven con una escopeta que usaba para la caza de conejos en su parcela, ubicada en las cumbres cercanas a Tehuacán, Puebla.

Las primeras indagatorias indican que Don Ramón estaba en su casa cuando escuchó ruidos, salió a ver qué pasaba y descubrió que tres sujetos querían privar de la libertad a su hijo.

Con el arma en mano disparó en una ocasión y logró herir de muerte a uno de los agresores, los otros dos huyeron del lugar. La Policía Ministerial arribó sólo para detener al padre de familia.

El martes en la noche, un juez del distrito de Orizaba la impuso un año de prisión preventiva para que lleve su caso tras las rejas. Se espera que el 16 de diciembre sea la audiencia para su vinculación.

[relativa1]

[relativa2]