Xalapa, Ver.- La tala y la caza clandestina se han incentivado en la biósfera de Los Tuxtlas que desde hace cinco años permanece desprotegida por la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente.

La ausencia de autoridades y de un inspector pone en riesgo a especiales animales y vegetales que están protegidos por la ley, señaló el director ejecutivo de la Reserva Ecológica Nanciyaga, Carlos Manuel Rodríguez.

"Desgraciadamente, en el tema ambiental tenemos más de cinco años que no tenemos una representatividad real de la PROFEPA; (...) claro que no podemos decir que no exista la tala clandestina ni la caza furtiva de especies exóticas, (...) no tenemos un inspector de la PROFEPA", lamentó.

Manuel Rodríguez mencionó que como encargados de la zona, realizan trabajos de reforestación, además de incentivar la reproducción de guacamayas rojas; sin embargo, si requieren del apoyo por parte de la Procuraduría.

Aves y felinos exóticos son las principales especies en peligro, detalló, así como árboles y plantas protegidas por la ley de conservación ambiental.

[relativa1]

[relativa2]