Veracruz, Ver.- El presidente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés pidió a los panistas veracruzanos dar vuelta a la página y superar los conflictos internos surgidos en la elección interna del Comité Ejecutivo Estatal.

Pero una vez concluido su discurso, la asamblea estatal para elegir a delegados terminó en zafarrancho entre simpatizantes de José Mancha Alarcón y Joaquín Guzmán Avilés.

El pleito inició porque los organizadores querían dejar pasar a los aspirantes solo mostrando un gafete que el mismo comité estatal entregó, mientras que los yunistas exigían que cotejaran los nombres con la credencial de elector para evitar fraudes.

La disputa llegó a tal grado que se originó una riña donde hubo manotazos y empujones que casi derriban al exdirigente José de Jesús Mancha, excandidato a la dirigencia de Acción Nacional en el estado. Tito Delfín, secretario del partido, pidió calma, pero lo recibieron con insultos.

Al final, los ánimos se calmaron y las tribus del PAN llegaron al acuerdo de que iban a ingresar las personas con gafete y credencial en mano, para evitar malentendidos.

Durante la inauguración de la asamblea, Marko Cortés daba su respaldo al dirigente Joaquín Guzmán Avilés, provocando que la mayoría de los presentes lanzaran porras a José Mancha Alarcón.

El líder nacional del albiazul presidió la asamblea en el estado de Veracruz que tuvo como sede uno de los salones del WTC de Boca del Río, en donde acudieron dirigentes municipales, alcaldes y diputados.

"Hay tiempo para todo, hay tiempo para ir a nuestras contiendas internas, hay tiempo para esbozar nuestros proyectos y propósitos, pero pasado ese tiempo hay tiempo de construir, tiempo de trabajar, tiempo de mirar hacia fuera y conquistar a todos esos veracruzanos y mexicanos".

El líder de Acción Nacional en México hizo un llamado fuerte a los panistas veracruzanos para que le den vuelta a la página y trabajen en favor de la unidad del partido.

"Vengo a decirles amigos, que entendamos carajo el momento en el que estamos, tienen el peor gobernador que hubiesen tenido, tristemente pasamos a un escenario muy lamentable, con un gobernador incapaz, un gobernador que no tiene claridad ni visión".

En referencia a la visita del presidente de la república, el panista señaló que: "un gobernador que cada error que comete tiene que venir desde el centro de la república a decirles: es bueno, pobrecito, apóyenlo, ese es el problema que hoy tenemos".