La Secretaría de Gobernación planea adquirir un software que le permitirá conocer y recolectar las huellas digitales, rostro e iris de todos los mexicanos, el objetivo evitar el robo de identidad en el sector financiero, así como la duplicidad y los padrones falsos de programas sociales.

De acuerdo con El Universal, un informe clasificado al que tuvo acceso como reservado y tiene como fecha de desclasificación el 29 de octubre de 2024. El documento indica que los datos biométricos de los mexicanos estarán vinculados a la Clave Única de Registro de Población (CURP), que conformarían la base del Registro Nacional de Población (Renapo) que debería contener la información de por lo menos 117 millones de mexicanos.

El equipo tecnológico tendría un costo de 600.7 millones de pesos y se estima que un año podrían obtener los datos biométricos de 50 millones de mexicanos, en el segundo 30 millones y 20 millones más en el tercero.

Con la obtención de los datos biométricos se facilitaría a la población mexicana la apertura de cuentas bancarias, transferencias, compras inscripciones a padrones, entre otros trámites.

Con estos mecanismos, se estima obtener la información biométrica de 120 millones de mexicanos para el 2023.

Actualmente el gobierno posee los datos biométricos de 10 millones 100 mil 578 personas entre niños y adultos, información que fue entregada por dependencias de la administración federal como el IMSS, ISSSTE y Seguro Popular.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]