Veracruz, Ver.- En la primera mitad del gobierno del panista Fernando Yunes Márquez al frente del Ayuntamiento de Veracruz, el rescate del zoológico Miguel Ángel de Quevedo, conocido entre los porteños como el tradicional Parque Viveros, se muestra como uno de los principales pasivos ambientales.

Hasta ahora, el recinto no solo no fue intervenido como lo prometió en la campaña electoral, ni se atendió el proceso de consulta pública ciudadana para escoger un proyecto viable que llevara a su remodelación, sino que, además, recaen señalamientos por la omisión de cuidados y falta de atención debida a las especies de vida silvestre que se albergan.

Un reporte de la Dirección de Ecología y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Veracruz, obtenido a través de la solicitud 06210419 de acceso a la información, detalla que del 1 de enero del 2018 al 3 de diciembre del 2019 se reportaron 104 bajas de animales en el Zoológico Miguel Ángel de Quevedo.

De la cifra anterior, en 77 casos se trataron de bajas por la muerte de los ejemplares, algunas de las cuales son especies protegidas por las Leyes ambientales por ser catalogadas como especies en riesgo o peligro de extinción.

Otros 12 casos corresponden a la fuga de los ejemplares, 12 más se justificaron como especímenes liberados o por cambio de depositario instruido por la SEMARNAT y la PROFEPA.

Sin embargo, tres ejemplares se dieron de baja por robo, hecho que, según el reporte en poder de E-Consulta Veracruz, se denunció a la Fiscalía General del Estado.

EXIGEN CLAUSURA DEL ZOOLÓGICO

Sergio González, presidente de la agrupación civil y Comité de Vigilancia Ambiental, aseveró que las bajas de los animales, por muertes, robos o fugas, ponen en evidencia la operación irregular del zoológico municipal.

"Es lamentable que se tengan tantas bajas en un lugar que se supone que tienen recursos para eso, que se dedican a eso, porque si hay animales que llegan y se pueden liberar no sabemos porqué los tienen que retener, es una falta de interés en el tema, es una necedad del director Ángel Capetillo"

El activista afirmó que la única solución viable que existe para resolver el problema de maltrato animal en el lugar es el cierre definitivo del recinto como un zoológico, para reubicar a las especies en otras Unidades de Manejo Ambiental.

"Esa suma de animales nos dan la razón en situaciones que han ocurrido en el zoológico y que nosotros hemos denunciado públicamente, el zoológico de Veracruz debe cerrar, porque el número de animales que se murieron, perdieron o robaron es muy alto para tratarse de un recinto que es administrado con recursos de los veracruzanos", declaró el ambientalista.

La agrupación civil Earth Mission realizó resguardos en el zoológico de Veracruz hasta hace poco más de un año, sin embargo, la situación de abandono motivó a los activistas a que se dejaran de ubicar a las especies rescatadas en ese recinto.

Sergio González aseveró que el Ayuntamiento no solo no cuenta con los recursos económicos para mantener un inmueble con esas características, sino que no existe voluntad por parte de los funcionarios a cargo del área de medio ambiente para hacer que funcione como un sitio de resguardo y conservación de la vida silvestre.

"El zoológico debe cerrar porque no es operativo, lo que es evidente a todos y es motivo de clausura ante la Ley es que no tienen insumos, si no tienen instalaciones decentes, si no tienes alimentos de calidad, se te van a morir o escapar los animales, la solución es reubicar a los animales y lo dejaron hacer por la necedad del director"

[relativa1]

LAS 104 BAJAS

Entre los 77 ejemplares de animales que la Dirección de Ecología y Medio Ambiente reportó como muertos se encuentra un Lobo (Canis Lupus Occidentalis), cuyo deceso se justificó con hemopárasitos.

Según el director de Earth Mission dicha enfermedad pudo ser trasmitida antes de que el animal ingresara al zoológico, sin embargo, se trata de un padecimiento fácil de tratar con la aplicación de antibióticos.

Otros animales que se reportan fallecidos son seis pavos reales (Pavo Cristatus), en algunos de estos casos el motivo fue por cuadros respiratorios, además destaca la muerte de 33 tortugas pintas (Trachemys Scripta) y 18 tortugas oreja roja (Trachemys Scripta Elegans) y seis tortugas tres lomos (Staurotypus Triporcatus) por canibalismo y muerte natural.

Otros animales muertos que no se detallan las causas fueron un loro frentiblanca (Amazonas Albifrons), un periquito azteca (Aratinga Nana), un gavilán habado (Buteo Magnirostris), tres coatí (Nasua Narica), un zorro plateado (Urocyon Cinereoargenteus) y un tucán real (Ramphastos Sulfuratus).

Otro hecho que destaca en el reporte de ejemplares resguardados en el Zoológico Miguel Ángel de Quevedo fue el robo de tres guacamayas verde, casos denunciados ante la Fiscalía General del Estado, según el documento.

En este mismo reporte, se menciona que 12 ejemplares de cocodrilo de pantano fueron liberados; la SEMARNAT/PROFEPA ordenaron el cambio de depositario.

Del mismo modo, entre el 1 de diciembre del 2018 y el 3 de diciembre del 2019 se reportaron 150 altas de ejemplares de fauna silvestre en el zoológico municipal por entrega voluntaria de ciudadanos, rescates depósitos por la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, de la Fiscalía General de la República o por nacimiento.

En estos casos, la mayoría de los especímenes que causaron alta fueron conejos (Oryctolagus Cuniculus), estos por nacimiento y representando casi una tercera parte del total de ejemplares dados de alta, seguido de tortugas orea roja (Trachemys scripta) con 30 ejemplares por entrega voluntaria o nacimiento.

[relativa2]

AUTORIDAD AMBIENTAL INVESTIGA

La Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente confirmó a E-Consulta Veracruz que desde noviembre del 2018 existen antecedentes por muertes de animales dentro del Zoológico Miguel Ángel de Quevedo.

El titular de esa dependencia, Sergio Rodríguez Cortés, indicó que en inspecciones realizadas a inicios del 2019 se detectaron carencias graves en la infraestructura del recinto, así como anomalías que no permitían el trato adecuado de los animales, incluso que podrían ponerlos en riesgo.

El funcionario señaló que se hicieron observaciones al Ayuntamiento de Veracruz, con base a la Ley Estatal de Protección Animal; la autoridad municipal respondió favorablemente con el compromiso de atenderlas.

Sin embargo, afirmó que las quejas de grupos ambientalistas continuaron por lo que se abrirá una nueva carpeta de investigación para ingresar al lugar y observar el cumplimiento de la legislación estatal para el manejo de la fauna que se encuentra en el recinto.

La autoridad estatal se encuentra facultada para aplicar sanciones que se contemplan dentro de la norma local, sin embargo, la clausura del recinto dependería únicamente de la autoridad federal en materia ambiental, en caso de detectarse que se incurren en anomalías graves.

[relativa3]