La tarde de este lunes, vecinos de la calle Carmen Serdán de la colonia Cuatro Caminos, reportaron que algunos niños perseguían una iguana adulta –popularmente denominadas como garrobos-, a la cual querían matar a pedradas en Agua Dulce. 

Debido a que esta es una especie protegida por las leyes mexicanas, Protección Civil desplegó a varios rescatistas para proteger el animal del grupo de jovencitos, a quienes se les indicó que lo que hacían está penado por la ley.

Posteriormente, los rescatistas realizaron la captura del animal, llevándolo a un sitio seguro similar a su hábitat natural en la carretera Agua Dulce – El Burro, internándose rápidamente en una zona pantanosa de la zona.

De esta forma se rescató una iguana más de manos del hombre, quien en esta región está acostumbrado a comerla y por lo tanto es una especie muy perseguida.​

Presencia MX / E-Consulta Veracruz

[relativa1]

[relativa2]