Xalapa, Ver. - Conductores de InDriver -aplicación tecnológica que se usa para facilitar el traslado de personas a través de carros particulares- podrían ser sancionados con prisión y la retención de su vehículo, por prestar el servicio de transporte público sin contar con la concesión que otorga el gobierno del Estado.

En 2010, el Congreso de Veracruz reformó el código penal para sancionar a quien preste un servicio de transporte público, en cualquier modalidad, sin el permiso de la autoridad. Lo que obligaría la detención de conductores particulares que usan la aplicación para brindar el servicio de taxi; así como la retención de sus unidades. 

Incluso, si hubiera la intención del gobierno estatal de querer regular el uso de la aplicación, sería necesario reformar el código penal, para evitar la condena que se impulsó en la 62 Legislatura hace una década.

Este 7 de enero taxistas se manifestaron por lo que llamaron una competencia desleal que les implica el uso de InDriver. Minutos más tarde, en un video difundido en redes sociales, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, anunció un operativo en contra de los choferes que usan la aplicación, al ser irregular.

La empresa, en su portal de Facebook, aclara que no brinda servicio de transporte público, sin embargo, recibe un pago por el servicio prestado, lo que podría acreditar el delito contenido en el artículo 272 Bis del código penal vigente en Veracruz. 

[relativa1]

¿Qué dice la ley?

El artículo 272 Bis, determina que, a quien promocione o realice un servicio de transporte público en cualquiera de las modalidades establecidas en la ley de la materia, sin contar con la concesión o el permiso respectivo expedido por la autoridad competente, se le impondrán de tres a nueve años de prisión y multa de cuatrocientos hasta seiscientos días de salario.

Si se tratare de una persona moral, la responsabilidad recaerá en quien o quienes ejercieren la representación legal de la misma. Las penas también le serán aplicadas al conductor de la unidad vehicular con la que se realice el servicio, si tuviera conocimiento de que la prestación se daba de manera irregular.

La autoridad que conozca de un hecho que pudiere constituir el delito descrito debe de inmediato hacerlo del conocimiento del Agente del Ministerio Público que corresponda para el ejercicio de sus funciones, establece la norma.

Por lo anterior, si un taxista -que cuenta con la autorización del gobierno para prestar el servicio de transporte público- se podría hacer acreedor a una sanción, incluso, la revocación de la concesión.

Las modalidades permitidas en Veracruz

La Ley de Transporte Público, en su artículo 118, detalla que el servicio de transporte estará sujeto a las modalidades siguientes: de pasajeros, que podrá ser urbano, suburbano, y foráneo, taxi, exclusivo de turismo, recreativo, escolar, para personal de empresas, colectivo, y de carga.

También detalla que, en caso de surgir nuevas modalidades de transporte público por la necesidad de la población y que resulten distintas a las enunciadas con anterioridad, corresponderá a la Dirección establecer las condiciones de operación respectivas.

Y el Reglamento de Transporte Público, detalla, en su artículo 364, que se le impedirá la circulación y sus vehículos trasladados al depósito vehicular, por carecer de la concesión para prestar el servicio público de transporte de pasajeros o de carga.

[relativa2]

InDriver aprovecha vacíos legales

A través de su página de Facebook InDriver detalla que es un servicio de tecnología que permite a pasajero y conductor negociar independientemente los términos de viaje, incluido, el costo, sin ningún intermediario o algoritmo preestablecido. “No somos una empresa de transporte de pasajeros, ni una compañía de taxi. Somos una plataforma de conexión que ayuda a mejorar el estilo de vida de las personas, facilitando el diálogo entre nuestros usuarios”.

Al ofertar sus beneficios, detalla “los taxis y conductores locales reciben mayores ingresos, ya que al momento no se cobra comisión en ninguna de las ciudades de Veracruz, en donde operamos, además, pueden elegir libremente viajes convenientes para ellos, establecer sus horarios de trabajo, revisar el destino final del viaje solicitado e información sobre los usuarios. Por su parte, los pasajeros tienen libertad para elegir el vehículo y conductor de su preferencia, obteniendo las mejores ofertas para sus recorridos, sintiéndose seguros al abordar alguno vehículo a través de nuestra plataforma”.

La firma rechaza ser una empresa de transporte público o brindar el servicio de taxi, para evitar la sanción legal que se establece en Veracruz, a través del código penal, sin embargo, existe un pago, lo que acredita la prestación de un servicio, en modalidad de transporte, detallaron expertos en derecho.

Permisionarios piden regular el servicio

Guillermo Larios Barrios, líder de taxistas GL, consideró que los permisionarios del transporte pueden brindar el mismo servicio, a través de una aplicación móvil, pero eso haría necesario reformar la ley local.

Mencionó que, si bien la SSP ya anunció la implementación de operativos para detener las unidades, desde hace tres meses se dio ese compromiso del Director de Transporte Público, Ángel Alarcón Palmeros, y se ha incumplido.

“En caso de esta aplicación InDriver que entró hace dos o tres meses, yo personalmente me entrevisté con el director de transporte público y le externé la inquietud de que nadie estaba procediendo para detener a estos señores”

Como parte de una primera revisión, se dijo que las unidades que prestaban el servicio de transporte eran taxistas, que cuentan con concesiones, sin embargo, los líderes pidieron sancionarlos por el uso de la aplicación, ya que no está regulada.