Veracruz, Ver.- La compañía de refresco Coyame todavía no ha logrado sacar la primera producción del refresco, pese a que el proyecto fue inaugurado por el mismo gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, desde el 15 de diciembre del 2019.

El propietario de la planta, Rubén Darío Carrasco Mora había anunciado ese mismo día que los trabajos de la refresquera empezaron desde cinco meses antes para poder abrir sus puertas en esa fecha.

Sin embargo, según testimonios de los mismos trabajadores todavía no han logrado poner en el mercado el producto, pero esperan poder hacerlo en pocos días.

Uno de los empleados, que pidió el resguardo de sus generales, explicó que uno de los problemas que enfrentaron es que la máquina principal la compraron de uso y presentaba fallas.

Además, otro obstáculo que encontraron es que el trato con la empresa que surtiría los envases de plástico quedó fracturado, por lo tanto, tuvieron que buscar otras opciones.

Coyame es un refresco emblemático de la ciudad de Catemaco que en sus tiempos de apogeo vendió en todos los estados circunvecinos con Veracruz.

Luego de su quiebra, los extrabajadores entraron a un litigio laboral, mientras la planta permaneció cerrada en resguardo de una mesa directiva conformada por los mismos obreros.

Según el discurso inaugural del empresario Rubén Darío Carrasco logró avanzar en los laudos, gracias a la gestión del diputado local y presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso, Javier Gómez Cazarín.

Columnistas de la región de Los Tuxtlas fueron los primeros en informar sobre la nula producción de la planta ahora llamada “Waterloo”, lo que generó reacciones en la compañía.

En Facebook, Carrasco posteó un video con el personal asegurando que está listo para sacar el proyecto y también presumió una fotografía de los nuevos envases de dos litros que llegaron a la planta.

[relativa1]