Reynhard Sinaga es calificado como el "violador más prolífico" de Reino Unido por el Servicio de Fiscalía de la Corona británica

Durante años violó a cientos de hombres, en su gran mayoría heterosexuales, en Manchester.

Por dichos delitos, Sinaga fue condenado a prisión de por vida por 159 delitos sexuales, incluidas 136 violaciones.

Originario de Indonesia, el violador sentenciado era un "eterno estudiante", que ya contaba con cuatro títulos universitarios y hasta 2017 cursaba un doctorado.

Reynhard acudía al corazón del centro de la ciudad de Manchester, para realizar sus ataques sexuales.

Esa zona se caracteriza por la presencia de bares, tiendas, restaurantes y demás clubes que representan una gran parte de la vibrante vida nocturna de la ciudad. Además, el lugar es popular para el alojamiento de estudiantes.

Sinaga vivió durante más de siete años a tan solo dos cuadras de los principales centros de entretenimiento de esa zona.

El "eterno estudiante" acudía a lugares nocturnos, donde invitaba tragos a hombres, algunos los abordaba cuando iban de camino a casa o cuando se separaban de sus amigos, los convencía a pasar a su departamento, donde los drogaba, para luego violarlos.

Sinaga usaba varios pretextos para atraer a cada uno a su apartamento, muchas de las víctimas estaban demasiado borrachas para recordar, solo mencionan haber recibido una bebida y luego desmayarse.

Las víctimas confiaban en él porque dicen su complexión delgada y baja estatura, y físicamente no parecía amenazante.

[relativa1]

Reynhard Sinaga disfrutaba de violar a hombres heterosexuales, son ellos la gran mayoría de sus víctimas.

Uno de los afectados relata que estaba esperando a su novia fuera un club nocturno cuando se le acercó una persona de baja estatura y rasgos asiáticos que parecía inofensiva, lo invitó a esperar a su pareja en el apartamento y el joven no recuerda nada más después de haber aceptado una bebida.  

Otra víctima describió haber sido abordado por un joven caballero asiático cuando se encontraba sin batería en su celular e intentando tomar un taxi sin éxito, este le dijo que si le gustaría ir a su departamento y cargar su teléfono, él aceptó; en el departamento este le ofreció una bebida, luego de tomarla ya no recuerda nada.

Una víctima más recordó que sus amigos lo pusieron en un taxi fuera de un club y que su siguiente recuerdo fue despertarse en el domicilio del violador.

Otro joven que brindó testimonio creía que el atacante había sido "realmente amable y lo había cuidado".

Por otra parte, algunos relataron sentirse muy indispuestas después de despertar desnudos y cubiertos en vómito.

Muchas de las víctimas no tenían idea de haber sido violados hasta que la policía fue a buscarlos para tomar su testimonio.

Pese a la larga lista de crímenes sexuales en su contra, la policía cree existen al menos 190 personas afectadas por los ataques de Reynhard Sinaga.

[relativa2]

La cifra ofrecida por las autoridades británicas son tales porque el violador filmaba sus ataques y guardaba como "trofeos" accesorios, teléfonos, ropa e incluso información sobre sus víctimas.

Con información de La Silla Rota 

[relativa3]