Xalapa, Ver. - La presidenta de la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales de la 65 Legislatura, Mónica Robles Barajas, confirmó que antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones, este mismo mes, se someterá a votación el dictamen que modifica el código civil local.

El cambio en la normatividad, considerado inconstitucional, tiene la intención de garantizar derechos de tercera generación, entre ellos el matrimonio igualitario o la unión de personas del mismo sexo.

En entrevista, previa a la sesión ordinaria, la legisladora de Morena recordó que el dictamen está listo desde junio del año pasado y en este momento se ha socializado para que se conozca en qué consisten las modificaciones.

“Estamos realizando foros regionales en todo el Estado para dar a conocer la reforma al código civil y las próximas dos semanas vamos a estar en Acayucan, en Cosamaloapan, Orizaba, Coatzacoalcos, Veracruz y Xalapa, y terminando los foros estaremos subiendo la iniciativa a Tribuna”

La diputada insistió que se busca que el dictamen se suba tal cual se revisó, evitando así dejar de lado el matrimonio igualitario, pues eso seria discriminatorio,” debe salir todo junto, es lo que procede conforme a derecho”.

Cabe mencionar que el 26 de junio se anunció que diputadas de la Comisión de Justicia y Puntos Constitucionales hicieron circular el documento que contiene modificaciones al artículo 75 del Código Civil,, el cual establece que el matrimonio es la unión de dos personas que deciden compartir la vida para apoyarse mutuamente y constituir una familia como forma de relación social y personal.

La 65 Legislatura se perfilaba como la tercer Cámara, ahora con mayoría de Morena, que busca dar certeza jurídica al matrimonio gay o unión igualitaria. Sin embargo, previo el análisis del dictamen, la Iglesia reprobó la intentona de "un pequeño grupito" que pretende imponer una ideología.

En ese momento, se usaron redes sociales y mensajes de WhatsApp para convocar a católicos y grupos defensores de la familia a movilizarse -el 26 de junio- en el Congreso local "para defender" el matrimonio como institución jurídica natural que se da entre un hombre y una mujer.

La presión de la iglesia fue tal que el tema no se agendó en el resto del periodo ordinario de sesiones -que concluyó el 30 de julio del 2019-, y aunque se dijo que en el nuevo periodo de trabajo -de noviembre 2019 a enero 2020- se podría retomar, los grupos católicos salieron a protestar.

El 5 de noviembre del 2019, unas horas después de rendir protesta como nuevo presidente de la Mesa Directiva, Rubén Ríos Uribe, se comprometió que en la agenda del segundo año de ejercicio de la Cámara se incluirá temas como ampliar las causales del aborto y el matrimonio igualitario.

El argumento del legislador es que la Cámara no puede ir en contra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) o de tratados internacionales que garantizan el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, y que obligan al Estado a garantizar la interrupción legal del embarazo.

[relativa1]