​Es común ver en las colonias anuncios que dicen “se renta casa”, de repente, llegan personas interesadas en volverse inquilinos del inmueble y con tal de tener un ingreso mensualmente, se les entrega la llave y listo. Se percatan que su propiedad era una casa de seguridad de presuntos delincuentes hasta que la policía irrumpe.

En una declaración ministerial está asentado el testimonio de un ciudadano choapense que meses atrás puso su casa en renta a un grupo de personas que dijeron trabajar para una constructora dedicada a la edificación de viviendas para fraccionamientos, jamás vio herramientas acorde a esa actividad ni mucho menos una mancha de cemento en ropa o calzado de los inquilinos.

Tiempo después, comenzó a notar acciones raras; entradas y salidas de vehículos a cualquier hora de la noche, a veces de día, hasta que un día comprendió que las cosas no andaban bien: un joven de unos 23 años de edad, con un fusil terciado, le congeló la sangre, semanas después, tras cometer un asalto, dicho grupo fue desmantelado por Seguridad Pública del Estado y la Policía Ministerial. Se trataba de una célula delincuencial.

El dueño del inmueble fue llamado a declarar a la fiscalía como parte de las investigaciones; el justificó que únicamente les rentaba la casa en dos mil pesos, una mujer fue con quien se apalabró cuando llegaron a pedirle en alquiler la vivienda, los hombres, entre cuatro y cinco, llegaron después, uno parecía ser su pareja.

En este municipio, se tienen registro de dos años a la fecha, de al menos una decena de viviendas que han sido “reventadas” por la Policía o el Ejército, tras descubrirse que son miembros de algún grupo delictivo, inmuebles en los que incluso han tenido personas privadas de su libertad, como sucedió meses atrás con unos indocumentados en la colonia La Sabana.

[relativa1]

En enero de 2019, en el callejón San Isidro de la colonia Tancochapa, se desarticuló una banda de asaltantes que operaban en carreteras de la zona sur de Veracruz, se les decomisó armas y objetos que recientemente acababan de robar a un contratista canadiense, incluyendo una camioneta de lujo. Esos sujetos llevaban algunos meses rentando una vivienda y aunque vecinos ya habían notado actividades sospechosas, siempre callaron por miedo.

También en la colonia J. Mario Rosado, se desmantelaron dos casas de seguridad que rentaban presuntos miembros del crimen organizado. 

En una de ellas, soldados del Ejército Mexicano hallaron armamento de alto poder, granadas, chalecos antibalas, ropa de camuflaje y vehículos de dudosa procedencia. Así como éstas, en otros sectores como la Anáhuac, Aviación, El Encanto, Francisco Villa y Barrio Las Flores, se han detectado inmuebles convertidos en refugios de personas que operan al margen de la ley.​

Presencia MX / E-Consulta Veracruz 

[relativa2]