Xalapa, Ver.- Por segunda ocasión, en menos de un año, grupos Profamilia amagan con evitar la votación del dictamen que reforma media centena de artículos del Código Civil. Uno de ellos, el 75, daría paso al matrimonio igualitario.

A nueve días de que concluya el periodo ordinario, y en la antesala de que se organice el sexto y último foro "Encuentro por la Igualdad y la No Discriminación", grupos católicos dictan la agenda legislativa, al amagar con la toma del Palacio Legislativo, para evitar la reunión de trabajo, en consecuencia, la votación del documento que permitiría la unión entre personas del mismo sexo.

El 09 de enero la diputada local Mónica Robles Barajas, adelantó que el próximo 31 de enero, último día del actual periodo ordinario, se sometería a votación la reforma al código civil.

En la plática con medios locales, rechazó que, para sacar adelante el acuerdo, se pueda eliminar el artículo 75, pues eso sería discriminatorio para un sector de la población, “debe salir todo junto”.

Mencionó que para validar la reforma y socializar los cambios al código se organizaron seis foros en diferentes regiones del Estado, en los que se detallaron los cambios a la ley secundaria, sin embargo, en las reuniones en Orizaba y Coatzacoalcos se dieron manifestaciones.

Además, la diputada de Morena se vio obligada a suspender la reunión programada el martes 21 en el Puerto de Veracruz, y aún no definen si se realizará la concentración que se llevaría a cabo este jueves 23 en el Congreso local.

[relativa1]

Católicos llaman a tomar Palacio Legislativo

Ante lo planteado por la legisladora local, la iglesia católica emitió un comunicado en el que reiteró que el matrimonio es la unión de un hombre o mujer, y por tanto, se opuso a la postura del grupo legislativo de Morena.

El vocero de la Arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, planteó que si bien, los homosexuales y las lesbianas cuentan con el derecho de proteger civilmente su patrimonio y bienestar, se contempla diversas formas jurídicas.

Al refrendar la postura de la Iglesia, Arturo Segovia, presidente del Consejo Veracruzano +Vida +Familia, confirmó que grupos Profamilia plantean manifestarse, este jueves y la semana próxima, en el Congreso local para evitar la votación del dictamen.

El activista confió que el tema no será agendado, luego de que el presidente de la Junta de Coordinación Política, Juan Javier Gómez Cazarín anunció que no hay fecha para someter a votación el dictamen.

“Ya no le veo sentido, va a ser otro tropezón más que se va a dar la diputada. Es muy obcecada, le fue mal en Acayucan el tema subió de tono; en Orizaba, tampoco le fue bien (…) en Coatzacoalcos dijimos ya no va a ver foro, y los corrimos, y ahora ya les dijimos que vamos a tomar el Palacio Legislativo”.

Arturo Segovia consideró que el movimiento que encabeza la diputada Mónica Robles es con la intención de posicionar su imagen con miras a la sucesión gubernamental, por eso la insistencia para que el tema se vote.

Planteó que los grupos Profamilia estarían a favor del matrimonio igualitario siempre y cuando se organicen foros de consulta con la ciudadanía, pues las actividades que organizó la diputada Mónica Robles son reuniones a modo en el que se simula la consulta a los ciudadanos.

“Para dirimir esta parte, para que vean que las cosas se pueden hacer bien, necesitamos foros que no sean simulación, que se den de manera legal”, planteó en entrevista con E-Consulta Veracruz.

La diputada ha entregado trípticos o folletos en los que está promoviendo su imagen, con el argumento que se busca explicar en qué consiste la reforma, lo que podría ser violatorio de la ley, mencionó el entrevistado.

En junio del 2019, la 65 legislatura intentó incluir en el orden del día el dictamen que modifica el Código Civil, previo a la sesión ordinaria grupos católicos convocaron, vía WhatsApp, asistir a la sesión y con ello presionar a los diputados para evitar enlistar el tema.

La presión de la Iglesia obligó al grupo mayoritario a no llevar el tema al pleno, y el tema se podría repetir el próximo 30 de enero.

[relativa2]

Grupos Profamilia revientan foros

El 17 de enero, en medio de gritos y hasta con empujones, personas identificadas con la Iglesia Católica intentaron impedir la realización del "Encuentro por la Igualdad y la No Discriminación" que se llevó a cabo en la sala Eiffel del Palacio de Hierro.

La reunión que se salió de control sin que el coordinador de Turismo, Jobo Lara, y el único elemento de policía que vigila el inmueble pudieran hacer nada, estuvo a punto de llegar a los golpes luego de que uno de los manifestantes provida empujara a una de las asistentes al encuentro.

En el lugar se encontraban los diputados locales Mónica Robles, Nahúm Álvarez y Cristina Alarcón quienes intentaron primero que los inconformes les permitieran explicar los alcances de la propuesta de reforma. Pero al seguir los gritos les indicaron que reconocían su derecho de no estar de acuerdo, solicitando que dejaran escuchar al resto de los asistentes.

El 20 de enero, se repitió la escena en Coatzacoalcos, decenas de personas reventaron el foro "Encuentros por la igualdad y la no discriminación", que encabezó la diputada local Mónica Robles Barajas.

A los pocos segundos de que la legisladora plurinominal tomó el micrófono para iniciar con su exposición se levantaron ciudadanos con cartulinas para expresar su rechazo a la propuesta de reforma al código civil.