Xalapa, Ver.- Julio César Penagos Corzo, académico del Departamento de Psicología de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), aseguró que no existe una relación científica entre los tiradores escolares y su posible afición a los videojuegos o a las afectaciones que provoca el bullying.

Un análisis sobre esta problemática de los tiradores escolares, frecuente en los Estados Unidos y que se ha manifestado recientemente en México, es el artículo de portada de la Revista Entorno, publicada por la UDLAP y que aborda precisamente las variables de riesgo.

Penagos Corzo sintetizó su artículo "Evidencias y mitos sobre variables de riesgo en tiradores escolares", y calificó el tema como un problema delicado del cual es necesario detectar aquellos detonantes que se vuelven riesgosos cuando se trata de una persona propensa a cometer actividades de este tipo.

"Es un problema tan delicado y doloroso que nuestros jóvenes y niños asesinen a otras personas (...) lo que se trata de descubrir es cuáles son los factores de riesgo y cómo podemos identificar que algún o alguna circunstancia existe y es un riesgo de que se presente un tiroteo escolar", detalló.

Precisó que el artículo busca revelar factores pero también desmentir algunos mitos sobre los llamados tiradores escolares, los cuales muchas veces son vinculados con una supuesta afición a los videojuegos, pues no existe hasta el momento una relación científica con los perfiles psicológicos de estos estudiantes.

Este artículo sirve para desmentir algunas cosas en torno a los tiradores escolares (...). No hay vinculación, no se ha encontrado ninguna relación entre videojuegos y tiradores escolares. Hago está aclaración por el desafortunado evento que se vivió hace algunos días, porque el primer señalamiento era esa vinculación", explicó.

Agregó que tampoco hay una relación con el bullying como una variable de detonación, pero aseguró que sí hay variables que deben ser tomadas en cuenta como la accesibilidad a las armas de fuego ya que el 92 por ciento de los tiradores accedió a ellas porque sus familias tenían alguna pistola en casa.

"No hay ningún reporte científico que destaque esa relación entre violencia, sobre todo este tipo de violencia, y los videojuegos. Tampoco hay evidencia que el bullying, el hostigamiento o acoso escolar sea una variable que desencadene dichas conductas, pero hay otras variables (...) aproximadamente el 92 por ciento de los tiradores escolares tenían armas en la familia", señaló.

[relativa1]