Veracruz, Ver.- Empresarios, familias de alto poder adquisitivo y militantes panistas tuvieron una reunión privada con el expresidente Felipe Calderón Hinojosa, la noche del jueves en un hotel de la ciudad de Boca del Río.

Según el coordinador municipal de la organización México Libre, Alejandro Cossío, el exmandatario arribó para asuntos de índole personal y no para hablar de política.

Sin embargo, algunos hombres de negocios de la entidad revelaron de manera discrecional que Calderón tuvo una charla con los principales dirigentes de las cámaras empresariales del estado.

En el encuentro habrían platicado de la situación política que hay en Veracruz y de la urgencia de dar un golpe de timón a las actuales políticas que realiza el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

Horas antes de su arribó al puerto, el expanista rechazó en su cuenta de Twitter la permanencia de la Fiscal General del Estado, Verónica Hernández, luego de que se reveló que es prima-hermana de Guadalupe Hernández, alias "La Jefa", presunta operadora del cártel de Los Zetas en la zona sur de la entidad.

El exmandatario llegó de una manera discreta al aeropuerto internacional “Heriberto Jara Corona”, cerca del mediodía de ayer, de ahí fue trasladado a un restaurante en el sector costero en donde comió con el dirigente estatal de México Libre, Ángel Deschamps Falcón.

Casi a las 21:00 horas acudió a la reunión con más de 100 personas en el salón de un hotel de Boca del Río, reunión en la que tocaron algunos temas de interés nacional y política.

Aunque se buscó la versión del anfitrión, Ángel Deschamps Falcón, nunca atendió el celular para fijar su postura sobre la visita de Calderón a la ciudad de Boca del Río.

[relativa1]