El dueño de una escuela de inglés en Texcoco consiguió ser beneficiado con más de 20 becas del programa insignia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, "Jóvenes Construyendo el Futuro"; sin embargo, en vez de darles la oportunidad de dar clases, a algunos los puso a realizar trabajos de limpieza. 

Sumado a esto, el director le pidió "moche" a algunos becarios de este programa que impulsa a nivel nacional la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para que no se presentarán a trabajar. 

"Les pedía la mitad de sus becas y el dueño de la escuela de inglés justificaba las verificaciones que hacía la Secretaría del Trabajo, para reportar que los becarios sí estaban trabajando", expuso uno de los becarios afectados.

Viridiana Rojas Portugués, capacitadora estatal de jóvenes en el Estado de México, señaló que este tipo de prácticas no se permiten y las empresas o tutores que llegan a pedirle la mitad de su sueldo a los becarios, se les da de baja. 

Pero no es el caso de la escuela de inglés de Texcoco cuyos becarios no se atreven a denunciar a su propietario, quien también tiene a su esposa inscrita en ese programa

En este primer año del programa de "Jóvenes Construyendo el Futuro" en el estado de México están registrados 87 mil 156 becarios o de los llamados "Ninis" que no estudian a trabajan. 

Este programa se puso en marcha en los primeros meses del gobierno del morenista, Andrés Manuel López Obrador, cuya meta es llegar a 2.3 millones de jóvenes o "Ninis" en el país. 

Solo se aceptan a jóvenes en esas condiciones, que no estudien ni trabajen, para que tengan oportunidad de capacitarse en una área, oficio o profesión. 

En el país, de acuerdo con información del programa ya hay más de un millón 200 mil jóvenes beneficiados y de acuerdo a sus reglas de operación interna, los becarios tienen prohibido ser asistentes personales, veladores, promotores de partidos políticos, trabajo doméstico o personal de seguridad. 

En su portal se puede hacer las denuncias en contra de tutores o empresas que caigan en abusos como el de pedirles dinero a cambio de permitirles ser beneficiario de este programa federal

Cada joven inscrito como becario tiene un apoyo de 3 mil 600 pesos al mes (sólo se dará un año) y de acuerdo al diputado federal por Texcoco, Alejandro Viedma Velázquez, este año se incrementará, pero aún no se anuncia en que porcentaje. 

La Secretaría de Hacienda tiene programado 69 mil 585 millones 600 mil 394 pesos para el programa "Jóvenes Construyendo el Futuro" para el año 2020.

Viridiana Rojas reconoció que algunos tutores o empresas abusan como pedirles dinero a los becarios o obligarlos a hacer cosas que no están permitidas. 

Pero también hay casos de existo como en Ecatepec en donde una cocina económica pidió becarios y ahora ya tienen su negocio de banquetes. 

[relativa1]

LAS DESERCIONES

Aunque aún no hay una cifra del número de deserciones de jóvenes a este programa; los principales problemas a que se enfrentan es que están obligados a trabajar 7 horas diarias  y algunos de ellos dejan de ser becarios porque la beca de 3 mil 600 pesos al mes no les alcanza para cubrir pasajes y alimentación. 

"Hay empresas que no te permiten ni salir a comer o tener un horario más flexible, ya que te tienen vigilado con cámaras de seguridad", dijo otro becario.

Viridiana Rojas dijo que los tutores deben ser flexibles con sus aprendices para que se les permita aprender en el año que dura la beca. 

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador es llegar a la meta de 2.3 becarios a este programa federal y apenas lleva la mitad.

Con información de La Silla Rota 

[relativa2]