Xalapa, Ver.- Ropa inflamable, restricción en uso de combustible y malas condiciones laborales llevaron a viveristas y brigadistas de Incendios Forestales a tomar las instalaciones de la Gerencia Estatal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ubicada en Xalapa.

La manifestación, que se extendió en toda la república, busca evidenciar la mala calidad de los equipos otorgados a bomberos forestales y pedir que se realice una dotación adecuada con base en los estándares requeridos.

Al paro se sumó la delegación ubicada en Orizaba, donde con carteles exigieron respeto a los derechos laborales básicos, como lo es la protección adecuada en el combate a incendios.

Al respecto, el secretario general de la Sección 55 del Sindicato de Trabajadores al Servicio de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), Ramsés Galicia Montes aseveró que las condiciones en las que laboran pone en riesgo la integridad de los que ahí laboran.

"Es de mala calidad y no reúne los requisitos mínimos para que los trabajadores ejerzan sus labores, en el caso de los viveristas, la ropa a la hora que se lava se despinta y las botas no son de las medidas que ellos solicitan, (...) en el caso de los Brigadistas es ropa de algodón cien por ciento y no cumple con las características y el algodón es inflamable” explicó.

La Conafor, a decir del funcionario, justificó la mala calidad de los insumos por los recortes presupuestales aplicados a la dependencia, lo cual hace aun más complicado el combate de incendios forestales.

"Cuando hay un incendio, ellos solicitan gasolina y aquí se las limitan, ese es el problema también y en lo que es lámparas, hace un año no les dieron lámparas y cuando los incendios son de noche, ellos buscan por allí otros medios para iluminar".

[relativa1]

[relativa2]