​Luego de ser hallado ejecutado y sin los ojos, el hombre hallado en el valle de Uxpanapa, fue identificado oficialmente y entregado su cuerpo a los familiares, mismo que se supo era originario de Oaxaca y supuestamente andaba con una menor de edad.

El ahora occiso se llamó en vida José Trinidad Ávalos Molina, de 47 años de edad, era originario de la localidad La Esmeralda, en el Estado de Oaxaca, presuntamente se dedicaba al robo en la zona de Acayucan y sostenía una relación sentimental con una menor de 17 años de edad.

El sujeto fue hallado ejecutado a un lado de la carretera estatal Casa Blancas a la Chinantla, sobre un camino vecinal, al cual le fueron arrancados los dos ojos, al parecer cuando aún se encontraba con vida.

Supuestamente, los asesinos lo interceptaron cuando fue a visitar a la menor, en la congregación Hermanos Zedillo, para luego levantarlo, siendo torturado y muerto en el citado lugar, donde más tarde personal de la Policía Estatal y del Ministerio Público, acudió a tomar conocimiento del asesinato, donde hasta el momento nada se sabe de los responsables.

Durante los últimos meses, en la zona rural de Minatitlán como de Uxpanapa, han aparecido personas que son ejecutadas, algunos con armas de alto poder, sin que se tenga certeza de quién está haciendo justicia con mano propia, en tanto que las fuerzas de seguridad no entran a esa zona que es operada por grupos civiles armados, llamados autodefensas.

En el 2019, al menos cinco personas perdieron la vida, incluso, en el tramo carretero que va del ejido Francisco Villa de Minatitlán, hacia la congregación Cerro de Nanchital, del municipio de Las Choapas.

Encajuelados, tirados en barrancos, en vehículos calcinados o ejecutados en pleno camino, así han acontecido una serie de asesinatos que se mantienen en total impunidad, toda vez que ni las policías municipales ni estatales patrullan esa zona.​

Presencia MX / E-Consulta Veracruz 

[relativa1]

[relativa2]