Xalapa, Ver.- A diferencia del año 2019, cuando se disparó el número de casos de dengue, el Gobierno del Estado inició la campaña para descacharrizar y fumigar en el Estado, para evitar que se dispare el padecimiento que se trasmite por el piquete de mosco.

Este sábado se dio la primer Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Estatal de Salud (COESA), donde se presentaron las acciones que se van a implementar en los 212 municipios.

El gobernador Cuitláhuac García Jiménez, planteó que la intención es llamar a tiempo a todos los actores y población a que se sumen a las tareas para prevenir el dengue.

“Sesver se ha encargado de distribuir el larvicida suficiente para empezar a actuar con las brigadas. También tenemos para fumigar, lo tenemos que hacer de manera planificada para que tenga la efectividad que necesitamos”.

Como parte de las actividades se acordó que, del 10 al 20 de febrero, realizarán trabajos de campo para eliminación del vector; participarán brigadas, ciudadanía y alcaldes, así como personal de los Servicios de Salud de Veracruz (SESVER), jurisdicciones sanitarias e incluso el Ejecutivo.

Como parte de la erradicación de criaderos del mosquito transmisor, la Secretaría de Desarrollo Económico y Portuario (SEDECOP) creará un listado de las empresas llanteras, que compartirá con el COESA, e iniciar con el retiro de neumáticos.

El sector Salud (SS) y Educación (SEV) coordinarán la difusión de una campaña para implementar “ovitrampas letales”, tanto en escuelas como en hogares. “Que la Secretaría de Salud capacite sobre cómo hacerlas e involucre a la juventud en estas tareas, a través de las delegaciones de la SEV”, indicó el mandatario.

Cabe mencionar que, de acuerdo con datos del boletín del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, en las primeras semanas del mes de enero se reportaban 112 personas contagiadas, cifra que prácticamente se duplicó en relación a los casos reportados en el primer mes del 2019, cuando se contabilizaron 69 personas contagiadas.

[relativa1]

[relativa2]