Xalapa, Ver. - El secretario de Educación en Veracruz, Zenyazen Roberto Escobar García, canceló al menos tres reuniones con diputados locales, en las que le plantearían temas como conocer la asignación de concesiones para cafeterías escolares.

En el mes de enero, diputados locales de Morena, encabezados por su coordinador Juan Javier Gómez Cazarín, convocaron al exlegislador a una reunión en la sede del Poder Legislativo para hablar sobre temas de las escuelas en sus distritos.

En el oficio GL-Morena/002/2020 recibido el 24 de enero del 2020 convocaban a Escobar García reunirse con los diputados locales el 30 de enero del presente año, último día de la sesión ordinaria del primer periodo de sesiones.

“Nos dirigimos a usted de manera atenta y respetuosa, para convocar a la reunión de trabajo, que se llevará a cabo el día 30 del mes y año en curso, a las 17:00 horas, en las instalaciones de esta H. Soberanía, lo anterior con la finalidad de coordinar trabajos concernientes a esa Secretaría a su cargo, dentro de los Distritos que tenemos el honor de representar”, dice a letra el documento.

La petición la firmaron 19 de los 26 diputados que integran la fracción de Morena en la 65 Legislatura local.

Extraoficialmente se informó que la intención es conocer cómo se han entregado las concesiones de cafeterías escolares y el manejo que se ha dado a los recursos, luego que el Congreso local aprobó modificar la ley local, para dar el control a la propia dependencia estatal de controlar la concesión y el recurso que se ingresa a través de las tienditas de los centros escolares.

El 3 de julio se aprobó la reforma al Código Financiero, se adiciona el artículo 230 bis que establece que los ingresos obtenidos por concepto de concesiones de tiendas para la venta de alimentos, se destinarán al mantenimiento y conservación de la infraestructura física de los mismos y servicios correlacionados, así como para las consecuentes tareas de supervisión educativa, apoyo a la gestión docente y programas que se determinen en los lineamientos que dicte la autoridad educativa local.

El cambio dio carta abierta a Zenyazen Roberto al establecer que la Secretaría de Educación de Veracruz será la que reciba, administre y realice la comprobación de los recursos.

Ante la convocatoria el secretario pidió cambiar la fecha, pues su agenda le limitaba a reunirse con los diputados locales, por lo que se envió un nuevo oficio el GL-Morena/003/2020 en el que se notificó que la reunión sería reprogramada para el 06 de febrero a la cinco de la tarde en la sala de reuniones de la Junta de Coordinación Política.

Un día antes -5 de febrero- se notificó por segunda ocasión que la reunión se había reprogramado para el viernes 07 de febrero, pero el ex diputado local no tuvo espacio en su agenda para presentarse con los diputados locales.

Por su parte, el diputado local Raymundo Andrade Rivera, confirmó que lo habría convocado y que en más de una ocasión se canceló la reunión con Escobar García, por las actividades programadas con anticipación.

“El ha estado muy atento con nosotros, sin embargo, ha tenido mucha agenda que no le ha permitido estar aquí. Sabemos que es un buen amigo, secretario que está trabajando en favor de la educación de Veracruz”.

Explicó que, en el caso del distrito de Coatepec, la principal exigencia es regularizar los centros escolares que no tienen escrituras, para así poder obtener financiamiento federal y mejorar los planteles educativos.

[relativa1]

Diputados dan “cheque en blanco” a Zenyazen

El 2 de julio del 2019 cobraron vigencia las reformas al código financiero que dan a la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) la potestad para otorgar licitaciones, manejar y comprobar el uso y disposición de los recursos de las llamadas “tienditas escolares”.

El principal argumento para presentar la iniciativa fue que había irregularidades en la administración de las tienditas que se asignaban a amigos y compadres de los funcionarios en turno, y se habló de un presunto desvío de 109 millones de pesos, pero no se presentaron denuncias penales o pruebas de lo que se dijo a medios de comunicación.

El presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Víctor Vargas Barrientos, defendió el cambio de la ley, “la Secretaría será la que reciba, administre y compruebe los recursos obtenidos por estas licitaciones, aunque no les gusta a muchos. La SEV será la que convoque y resuelva los procesos de licitación que en administraciones anteriores se daban a amigos, compadres y demás”.

Durante el debate en la sesión del 27 de junio del 2019, los diputados panistas alertaron que al dar el control del dinero la SEV lo podría usar de manera discrecional, incluso, para hacer un guardadito para las elecciones del 2021.

En la discusión se comentó que la autorización era dar un “cheque en blanco” al titular de la SEV, “lo único que quiere es tener dinero para hacer lo que él quiera, y gastarlo de acuerdo con cómo amanezca su humor”, denunció Rodrigo García Escalante.

Incluso, dejó entrever que el funcionario estatal les entregó sobres (con dinero) el fin de semana previo a la aprobación del dictamen, por lo que comentó -desde la máxima tribuna- que  la dignidad no tiene precio.

“Yo entiendo que nunca habían tenido lo que tienen ahorita, está bien, disfrútenlo, pero es triste ver cómo las generaciones que viene nos van a juzgar de manera terrible, por venir a complacer un baile de salón”, ironizó al referirse a la autorización que se deba a Zenyazen Escobar.  

En esa ocasión se subió a tribuna el diputado independiente Juan Carlos Molina Palacios, en su discurso, el también líder de la CNC cuestionó cómo iban a regresar a los distritos y saludar a la cara a los maestros, cuando les estaban quitando las cooperativas escolares que eran la única ayuda que tenían para mejorar los planteles educativos que tienen muchas carencias.

“Y si alguien se robó el dinero que se vaya al bote, pero no vengamos aquí a querernos apoderar de la gallina y el huevo”, les dijo en su discurso al exhibir cómo se buscaba acaparar el dinero que en otro momento sirvió para acondicionar los centros escolares.

[relativa2]

"Qué implica la reforma"

El texto que se publicó en la Gaceta Oficial del 2 de julio del 2019, establece que la SEV tendrá el control de los ingresos obtenidos en los procesos de licitación y que de lo recaudado el 70 por ciento se usará para darle mantenimiento y conservación a la infraestructura de las escuelas.

Otro 20 por ciento de lo que se recaude será usado en “tareas de supervisión educativa y apoyo a la gestión docente en los sectores y zonas de las modalidades educativas públicas mencionadas”.

Diez por ciento restante de los recursos serán aplicados en programas que se determinen en los lineamientos que dicte la autoridad educativa local, sin especificar cuál, lo que fue criticado por la oposición.

Con la reforma al artículo 230 Bis del Código Financiero se crea un Comité de Licitaciones integrado por el Secretario de Educación, el subsecretario de Educación Básica, el subsecretario de Educación Media Superior y Superior, el Director Jurídico de la SEV, así como por un representante de la sociedad de padres de familia y un representante del Consejo Estatal de Participación Social.

[relativa3]

Se dan quejas

El 7 de septiembre se publicaron las reglas para la concesión de las tiendas escolares en los planteles educativos, que se entregarían a través de una convocatoria pública, la autorización se podría revocar en el transcurso del ciclo escolar y solo funcionará por un año, y no será prorrogable.

A raíz de las reglas surgieron quejas sobre la asignación de las concesiones y más tarde por el reintegro de los recursos, pues a decir del secretario, el dinero no se regresaría a las escuelas si no contaban con un comité escolar, aunque la SEV sigue recabando los ingresos por la venta de alimentos y bebidas en los centros escolares.