Xalapa, Ver.- Rodolfo Sánchez Ramírez, es la persona que fue ejecutada en el Cerro de Nanchital, el pasado lunes por la madrugada, mismo que fue identificado por su esposa, procedente de Villahermosa, Tabasco, quien declaró que la víctima vivía en la ciudad de Coatzacoalcos, donde tenía a su cargo el sistema de limpieza de la terminal ADO.

La víctima contaba con 45 años de edad, era de profesión pedagogo, y actualmente estaba a cargo de los sanitarios de la terminal ADO de la ciudad porteña y de la conserjería de la misma empresa. 

Su esposa llegó a este municipio, tras enterarse en las redes sociales que Rodolfo Sánchez, había sido asesinado en una congregación de la zona rural. 

Luego de los hechos ocurridos en una cantina del Cerro de Nanchital, han surgido hipótesis en el sentido que la ejecución derivó por la disputa de una mesera de dicho establecimiento, por lo que las autoridades ministeriales recaban testimonios de lo ocurrido esa madrugada.

De igual forma fueron entregados a sus familiares los cuerpos de Isidro P. H., de 45 años de edad, oriundo del ejido San Antonio, y Rosa Lilia Á. G., de 25 años, quien vivía en la calle Quetzalcóatl de la colonia Anáhuac, a quienes les dieron sepultura este martes.

El cuerpo de Rodolfo Sánchez Ramírez, fue trasladado a la ciudad de Coatzacoalcos, donde le darán cristiana sepultura. Esta persona presentó cinco impactos de bala, en su mayoría por la espalda. En la escena de la masacre, fueron levantados al menos 20 casquillos del calibre .223, y el arma que se usó fue un mini 14.

El ejecutor, aunque está identificado y tiene propiedades en la colonia El Desengaño, perteneciente a este municipio, no fue localizado, por lo que se integra la Carpeta de Investigación para consignarla y solicitar al Juez de Distrito una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado. 

Esta triple ejecución ocurrió la madrugada del lunes, en la cantina “La Cuevita”, de la congregación Cerro de Nanchital. Un sujeto se encargó de abrir fuego con su fusil y otro más sólo brindó seguridad con otra arma larga. 

Después de consumar los hechos, se tomaron cuatro medias y se marcharon, aunque antes amenazaron a la gente que si hablaba, regresarían a ejecutarlos.

Presencia MX / E-Consulta Veracruz

[relativa1]