Xalapa, Ver.- El final de tres marinos, privados de su libertad el 31 de enero de 2017, fue similar al de cientos en Veracruz. Sus cadáveres aparecieron bajo tierra en las fosas de Arbolillo, Alvarado, confirmó la Secretaría de Marina (SEMAR).

Lo anterior, fue informado por la dependencia a la periodista Wendy Selene Pérez (oficio 0001300080218) y forma parte de la investigación “La tierra de las fosas”, una tesis del posgrado de la Universidad de San Andrés, en Argentina.

La desaparición de los tres oficiales se cometió en el fraccionamiento Infonavit Buena Vista, en el Puerto de Veracruz, en uno de los periodos más violentos del gobierno bienal del panista Miguel Ángel Yunes Linares.

De acuerdo con el documento oficial, del cual E-Consulta Veracruz tiene una copia, los cuerpos de los tres marinos fueron encontrados en una primera diligencia del 18 de marzo de 2017, donde se hallaron siete fosas y 44 cadáveres. La SEMAR dio parte de este predio a la Fuerza Civil, cuerpo de élite de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Arbolillo se consolidó como el segundo cementerio clandestino más grande de Veracruz. Marcela Aguilera Landeta, encargada de despacho de la Dirección de Investigaciones Ministeriales, de la Fiscalía General del Estado (FGE), refirió en entrevista que suman 238 cráneos encontrados en ese lugar, de los cuales solo 19 han sido identificados.

[relativa1]

El día que SEMAR desconfió de la policía de Yunes

Cuarenta y cinco días habían pasado desde la desaparición de los tres marinos, cuando elementos de la SEMAR arribaron a Alvarado para custodiar un rancho situado sobre la carretera federal 180 Matamoros - Puerto Juárez. Ante la posibilidad de que los suyos estuvieran en ese predio, la autoridad estatal fue relegada por los de uniforme de color verde.

Las autoridades federales fueron advertidas por informantes que, en la parte trasera de ese predio, “debajo de cuatro palmeras” hallarían hileras de cadáveres inhumados. Y así fue, ahí estaban los cuerpos de sus compañeros.

“Esos cabrones se dan mañas, aunque a nosotros no nos sorprende. Ya hubiéramos acabado con ellos (criminales), pero ahora los derechos humanos los defienden y uno ya no puede hacer bien su chamba”, compartió un marino entrevistado por este medio.

De acuerdo con el oficio 0001300080218, Arbolillo es el único caso, entre 2010 y 2018, donde se confirma la muerte e identificación de elementos de la SEMAR hallados en una fosa clandestina en toda la república mexicana.

[relativa2]