Xalapa, Ver.- Luego de que familiares, amigos, conocidos y un mariachi recorrieran las calles de Tulyehualco con el féretro de Fátima, esta tarde la menor fue sepultada.

Durante la procesión, niños con globos blancos y flores organizaron una porra y aplausos para Fátima sobre avenida Tláhuac.

Posteriormente, se guardó un minuto de silencio por Fátima frente a la escuela Enrique Rebsamen, de donde ella fue alumna y la recogió la mujer que la sustrajo.

Hasta el momento no hay ningún detenido por el caso que ha movido a pobladores de Tulyehualco que el 17 de febrero hicieron bloqueos para exigir justicia y hoy la acompañan al panteón para despedirla.

El sepelio de la niña Fátima, de 7 años concluyó a las 17:45 horas, hora y media después de que el cortejo fúnebre salió de la casa donde vivía. El cortejo llegó al panteón de Tulyehualco a las 17:05 horas y lo hizo acompañado de unas mil personas.

Mientras el cuerpo de Fátima fue enterrado los gritos de “justicia, justicia” y “Fátima, esta es tu lucha”,  se hicieron presentes como muestra de indignación por el caso, ya que la menor fue sustraída por una mujer el 11 de febrero y hallada en una bolsa negra, desnuda y con huellas de tortura cuatro días después.

Al concluir el sepelio la tumba fue rodeada de arreglos florales y globos en homenaje de la niña de 7 años y quien cursaba el primero de primaria.

A las 17:40 horas su padre Luis Aldrighett pidió orar un Padre Nuestro y a los pocos minutos se retiró, junto con María Magdalena Anton, madre de Fátima. Después la gente comenzó a retirarse pero antes volvieron a gritar “justicia, justicia".

Además de gente de Tulyehualco llegaron de otros pueblos como San Juan, San Gregorio y San Luis.

[relativa1]

[relativa2]