La mujer que el martes pasado se llevó a Fátima, de siete años, de su escuela fue identificada por vecinos y madres de familia como una vendedora de frituras afuera de la Primaria Enrique Rébsamen, informó El Universal.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) ofrece una recompensa de dos millones de pesos para quien proporcione información que lleve a la captura de la mujer que subió a la niña en un vehículo blanco.

Vecinos y madres de familia de la primaria afirmaron que la mujer es "la señora que vendía papitas" afuera del plantel y explicaron que por eso la menor la conocía y no opuso resistencia cuando, aparentemente, le dijo que la llevaría a su casa, ya que nadie la recogió cuando terminaron las clases.

La FGJ cuenta con imágenes de la sospechosa, retratos hablados y "datos adicionales", además de la dirección de dos domicilios que ya fueron cateados por agentes de la Policía de Investigación.

De acuerdo con la investigación, en uno de estos lugares fue el último donde estuvo Fátima, pero no se han encontrado indicios de que en ese lugar le hayan quitado la vida.

Hasta el momento hay cinco personas detenidas en calidad de testigos: hombres y mujeres cercanos a la víctima, tanto de su familia como del plantel educativo en el que estudiaba la menor.

Con información de La Silla Rota 

[relativa1]

[relativa2]